• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La incertidumbre se acrecentado en el Mercado Común del Sur (Mercosur) tras las declaraciones del ministro de economía del recién electo presidente brasileño Jair Bolsonaro de quitar prioridad al bloque regional.

    Paulo Guedes, titular de las carteras de Hacienda, Planificación, Industria y Comercio fue el encargado de manifestar las intenciones del nuevo Gobierno brasilero, días después de proclamarse al vencedor de los comicios del domingo.

    Ante el mensaje, el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, proyectó como muy difícil lograr un intentado Tratado de Libre Comercio entre Mercosur y la Unión Europea (UE) asomada desde hace décadas en frustradas agendas.

    Después de recibir esta semana en la Universidad Nacional de Rosario Argentina, el título Doctor Honoris Cusa, un canal de Youtube de la Bolsa de Comercio de esa localidad le entrevistó para preguntarle por el futuro del bloque tras la victoria de Bolsonaro.

    Vázquez sostuvo que precisamente a las estancadas negociaciones les faltó que los cuatro países integrantes de Mercosur presentaran un proyecto común que favoreciera a las mayorías de las poblaciones de la región.

    El ocupante temporal de la presidencia del bloque asegura que en Montevideo los cancilleres de su propio país, Argentina, Brasil y Paraguay lograron ese objetivo, pero que si bien “biológicamente es optimista” de todos modos considera que “está muy difícil” lograr un TLC con la UE.

    Sin embargo, Guedes presentó credenciales al decir de Mercosur que “es muy restrictivo, Brasil quedó prisionero de alianzas ideológicas y eso es malo para la economía”.

    Un reciente documento del gobernante Frente Amplio titulado “Desafío de la inserción regional e internacional y la soberanía” alertó que “los gobiernos neoliberales de la región tienen un claro sesgo anti integracionista”.

    Se cree que el papel de Uruguay en la interna del Mercosur es “sumamente complejo” ya que la integración regional es parte de un proyecto político contra hegemónico que pasa por circunstancias adversas.

    Como ejemplo al anuncio se cita el desmembramiento de un prometedor ámbito de consenso y concertación como la Unión de Naciones del Sur (UNASUR).

    Sigue leyendo…

    Paraguay respalda ingreso de Bolivia al Mercosur como miembro pleno

    Inicia la cumbre del Mercosur con ausencia de Macri

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...