• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Es oficial, Lenín Moreno decidió pactar el futuro de los ecuatorianos al negociar un “programa ecónomico” para recibir ayuda económica proveniente del Fondo Moneratio Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Europeo de Inversiones (BEI), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Fondo de Reserva Latinoamericano (FLAR).

    La decisión fue tomada a pesar de las duras críticas realizadas por la gran mayoría de la población contra las medidas neoliberales del régimen ultraderechista que encabeza Lenín Moreno junto al tradicional bloque empresarial y conservador que estuvo en el poder en Ecuador antes de la llegada de la Revolución Ciudadana que lideró el expresidente Rafael Correa.

    De esa manera, el titular del Poder Ejecutivo pactó con este grupo de entidades financieras, reconocidas por su corte neoliberal y por inducir a los gobiernos a aplicar duras medidas económicas contra la población, sobre todo en aquellas políticas destinadas a la inversión social y protección del pueblo, para así endeudar al país por más de 10.200 millones de dólares.

    El anuncio lo hizo el propio Lenín Moreno durante la noche de este miércoles -20 de febrero del 2019- al decir que Ecuador había alcanzado “un acuerdo técnico con el FMI” con pagaderos de hasta 30 años, es decir, el país quedaría endeudado por al menos las próximas tres décadas.

    La información de Moreno fue confirmada este jueves -21 de febrero del 2019- por el propio FMI al notificar que el acuerdo alcanzado con Ecuador “es del tipo Servicio Ampliado (SAF)”, y “se trata de un crédito que, a diferencia del de tipo Stand-By, otorga al país más plazo para implementar un programa económico y también más tiempo para reembolsar los recursos”, cita el diario El Comercio de Ecuador en su portal web.

    Por su parte el FMI divulgó a través de un comunicado de prensa, donde detalla que la “ayuda financiera” será de 4.200 millones de dólares. Sin embargo, el acuerdo con el FMI -que tiene un plazo de pago de tres años- aún no entrará en vigencia hasta que sea aprobado del Directorio Ejecutivo del FMI, es decir, mismo directorio que dictará la receta neoliberal que tendrá que aplicar el régimen de Moreno contra los ecuatorianos.

    Por su parte, Anna Ivanova, jefa de la misión del FMI para Ecuador, explicó que, además del monto pactado con el FMI, como parte del acuerdo, Ecuador recibirá apoyo financiero de casi 6.000 millones de dólares en los próximos tres años provenientes del BM, CAF, BID, BEI, AFD y FLAR para sumar los 10.200 millones de dólares. Estos recursos son los endeudarán a los ecuatorianos por al menos los próximos 30 años.

    Además, indica el FMI que, la cuota otorgada a Ecuador supera el 435% de lo que le debería corresponder al país suramericano, mismo que durante la gestión de Moreno ha ampliado su deuda a 8.800 millones de dólares.

    Y es que de acuerdo a estimaciones del FMI, para el 11 de febrero, el indicador que mide la capacidad de pago de Ecuador se ubicaba en 706 puntos, es decir, la segunda economía con el riesgo más elevado de la región, sólo superada por Venezuela, país que actualmente sufre un bloqueo financiero y brutales sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y sus gobiernos aliados en Latinoamérica (entre ellos Ecuador) y Europa.

    Contextualmente la situación de los ecuatorianos es muy parecida a la de Argentina para el 24 de enero de 2018, cuando Christine Lagarde, directora gerente del FMI, se reunió con autoridades argentinas, y finalmente el organismo terminó por prestar 51.300 millones de dólares a ese país, sólo ese año.

    En ese sentido, la perspectiva económica de Ecuador y del gobierno de Moreno no es confiable y se perfila a seguir los nefastos pasos de Mauricio Macri en Argentina, que llevó al país albiceleste a tener -en la actualidad- una deuda superior a los 130.000 millones de dólares y a depender del dictamen arbitrario del FMI en sus políticas económicas.

    Estas medidas aplicadas en Argentina por el gobierno de Macri han llevado a la población a una grave crisis económica, con decaimiento en su calidad de vida, pérdida del poder adquisitivo, una inflación continuada, depreciación de su moneda frente al dólar, despidos masivos, cierre de empresas y una subida en los precios de productos de primera necesidad y servicios básicos fundamentales.

    Lenín FMI

    Las negociaciones entre el FMI y el régimen de Moreno se realizan desde enero de 2019

    FMI le habla claro a Lenín: Ecuador deberá implementar un plan de ajustes económicos

    Una vez el directorio del FMI apruebe la “ayuda” para Ecuador, el régimen de Moreno deberá ajustar sus políticas económicas al dictamen del organismo, y el primero de ellos es crear “un plan con ajustes económicos”.

    Así lo explica la carta de intención firmada entre el gobierno de Moreno y el FMI, que aún guarda en absoluto secreto las medidas propuestas.

    Explica el despacho de El Comercio, que los desembolsos del FMI dependerán única y exclusivamente del cumplimiento del plan de ajustes que deberá ejecutar Moreno. El cual sería el acuerdo número 19 del país suramericano con el organismo neoliberal.

    Esta vez, Ecuador aplicaría el primer acuerdo tipo SA, pues los 18 anteriores fueron tipo Stand-By. El primero de ellos fue en 1961 y sus antecedentes en la nación meridional sólo hacen recordar al pueblo los peores momentos de miseria, exclusión, hambre y pobreza.

    El FMI asegura que “apoyará” al gobierno de Moreno “en todos sus esfuerzos”

    Sin embargo, según Ivanova -la representante del FMI- el plan económico presentado por Moreno brindará protección “a los pobres y los más vulnerables”.

    “El plan del gobierno apunta a crear una economía más dinámica, sostenible e inclusiva y se basa en cuatro principios claves: impulsar la competitividad y la creación de empleo; proteger a los pobres y más vulnerables; fortalecer la sustentabilidad fiscal y los cimientos institucionales de la dolarización; así como mejorar la transparencia y fortalecer la lucha contra la corrupción”, asegúra la vocera del FMI.

    De acuerdo al diario El Comercio, el acuerdo a nivel técnico será presentado al Directorio Ejecutivo del FMI -para su consideración- en las próximas semanas.

    Gracias al apoyo que le dio el expresidente Rafael Correa a la campaña presidencial de Moreno, fue que el actual jefe de Estado pudo llegar al Palacio de Carandolet, pero su gestión rompió con el modelo social creado por Correa al punto de llegar a traicionar a sus propios electores

    Crisis económica en Ecuador comenzó con la traición de Lenín a Correa

    La crisis económica en Ecuador comenzó con la traición que ejecutó Lenín Moreno contra el expresidente Rafael Correa, ahora perseguido político de su régimen. Con el pasar de los días las dificultades económicas de los ecuatorianos se agravan y con las medidas neoliberales aplicadas por su régimen de extrema derecha, lo que se vislumbra es que cada vez la situación sea más dura.

    Desde que asumió el poder, Moreno ha ejecutado una serie de “paquetazos económicos” en el país suramericano que además motivar el enérgico repudio de la gran mayoría de la población, han provocado un fuerte decrecimiento económico que ubica a Ecuador -según estimaciones del propio Fondo Monetario Internacional (FMI)- como la segunda economía con el riesgo más elevado de la región.

    Y es que la serie de paquetazos neoliberales del régimen de Moreno han sido rechazadas de manera tajante por los ecuatorianos, quienes han tomado las calles para protestar contra la merma de su poder adquisitivo y su calidad de vida.

    Las protestas de los ecuatorianos contra las medidas neolibales de Moreno son cada vez más frecuentes

    Además, estos paquetazos han originado despidos masivos y cierre de medios de comunicación que son rechazados por la gran mayoría de los ecuatorianos, pero silenciados por los grandes medios nacionales y extranjeros que están alineados a los intereses de Estados Unidos.

    Las negociaciones con el FMI y el régimen de Moreno se ejecutan desde mediados de enero de 2019, al menos a vox populi. De acuerdo a cifras oficiales, para este 2019, Ecuador necesita un financiamiento público superior a los 8.148 millones de dólares, según el Presupuesto General del Estado.

    Además, la deuda pública, al 31 de diciembre de 2018, se ubicó en 49.429 millones de dólares y sumado a eso, Ecuador tiene obligaciones 10.477 millones de dólares y pasivos contingentes por 4.964 millones de dólares; lo que equivaldría -al sumar estos últimos tres rubros- a una deuda de 64.870 millones de dólares.

    Te puede interesar:

    Se remata Ecuador: Luego de profundizar crisis económica, Lenín Moreno pide entrada del FMI y el Banco Mundial

    El extraño caso de Nayib Bukele ¿El Salvador gira hacia la derecha?

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...