• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    No defender “dictaduras”, fue la petición  que hizo el secretario general de la Organización de Estados Americanos(OEA), Luis Almagro al partido  gobernante Frente Amplio (FA) de Uruguay y al cual pertenece.

    Estas declaraciones se produjeron luego de un documento difundido por su tolda en el que rechazaron  lo planteado por Alamagro sobre  una posible intervención militar contra la nación petrolera.

    El viernes pasado, el secretario general de la OEA dijo que no se debe descartar una intervención militar en Venezuela para “derrocar” al gobierno de Maduro, al que responsabiliza por una supuesta crisis humanitaria y migratoria en el  país caribeño, estas declaraciones se suman a una larga lista de acciones  injerencistas  contra  el Gobierno venezolano.

    El Partido Comunista, (PC)también tomó posición ante las palabras del secretario de la OEA,  y exigió la expulsión de Almagro del Frente Amplio.

    Ante la petición del PC  y  la posición del FA, Almagro respondió “¿De qué estamos hablando. ¿Eso es lo que defienden? ¡Por favor! Defienden dictaduras, defienden opresión, defienden represión, defienden torturas, defienden torturadores, defienden a los asesinos, a aquellos que violan a los presos políticos. Eso es lo que están defendiendo. ¡Por favor! ¡No sean ridículos! ¡No sean imbéciles!”.

    El PC recordó que el ex canciller de Uruguay  llegó a su cargo con el respaldo del ex presidente José Mujica y la izquierda latinoamericana; entre ellos Venezuela.

    “Rechazamos los dichos de Luis Almagro. Los mismos se alejan de los principios históricos de nuestra fuerza política sobre la defensa de la paz y la autodeterminación de los pueblos”, se indicó en el comunicado del FA ante las palabras del secretario general de la OEA.

    El oficialismo uruguayo acusó al diplomático de atentar desde su cargo “contra la soberanía de Venezuela”.

    En su defensa Almagro destacó “La presencia cubana, en decenas de miles, es la presencia más grande de un Estado en otro Estado, conforme a los testimonios que tenemos y coadyuva al régimen bolivariano en tareas de represión, inteligencia, identificación de civiles, de tortura, entre otros”.

    Sostuvo, además, que le preocupa que la izquierda tenga esa dicotomía entre totalitarismo y democracia que según él avala formas totalitarias y dictatoriales.

    Ya en 2015 la izquierda de Uruguay se desligaba de Almagro por su política al frente del organismo internacional,  fue el caso del expresidente de esa nación, José “Pepe” Mujica quien  decidió divulgar la carta que envió en noviembre de 2015  a Luis Almagro, porque no aceptaba que la actitud de éste entorpeciera  el diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela.

    Mujica escribió  en ese momento que estaba arrepentido de haber dado su apoyo, que resultó clave, para la designación de Almagro al frente de la OEA. “Lamento que los hechos reiteradamente me demuestren que estaba equivocado”, aseguró en su carta

    En la misiva Mujica culmina despidiendo  a quien consideraba un amigo “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”.

    Expresidente “Pepe” Mujica y Luis Almagro, secretario de la OEA

    Las acciones de Almagro a lo largo de estos años han sido respaldadas por la derecha venezolana quienes hacen lobby a la intervención en Venezuela, denunciando una supuesta crisis humanitaria.

    Sin embargo,  la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) de la ONU publicó un extenso informe sobre la situación en Venezuela, asegurando que sus problemáticas responden, en gran medida, a la guerra económica y al bloqueo financiero contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

    El secretario general de la OEA se defendió ante sus últimas declaraciones  al afirmar que en la nación  suramericana  hay una campaña directa de exterminio por parte del gobierno al negarle la salud a la gente. se preguntó  “¿Qué diferencia hay entre pegarle un tiro en la cabeza (a una persona) y que se muera por falta de diálisis?” y afirmó  “¡No sean imbéciles!”.

    Con información de El Mundo

    DS.

    Continúa leyendo

    Almagro cuestiona nuevamente al gobierno venezolano

     

    Almagro se afinca contra Cuba y Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...