• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió este martes en el Palacio Nacional al triunfador en las elecciones presidenciales del domingo en el primer episodio de la larga transición de mando que se consumará el 1 de diciembre de 2018.

    Durante el encuentro el mandatario “manifestó la disposición del Gobierno de México para llevar a cabo una transición ordenada y eficiente en beneficio de las mexicanas y mexicanos”, informó la presidencia en su cuenta oficial de Twitter.

    “Vengo con ánimos de conciliación, en busca de una transición ordenada para beneficio de todos”, dijo López Obrador a periodistas al llegar al histórico recinto que él solicitó como sede de la reunión y no la residencia presidencial de Los Pinos, como había ocurrido desde 2000, año de la primera alternancia en la presidencia en el último siglo.

    En el primer evento de la transición que dura cinco meses en México, el líder de izquierda nacionalista llegó sin escoltas y dijo que no utilizará la guardia del Estado Mayor Presidencial ni vivirá en la residencia presidencial oficial ubicada junto al histórico Castillo de Chapultepec.

    “Los ciudadanos me van a cuidar, me van a proteger”, dijo en su breve declaración el líder de 64 años del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) que triunfó en su tercera campaña presidencial consecutiva.

    La pequeña delegación que lo acompañó fue encabezada por Tatiana Clouthier, quien fue su jefa de campaña, y por la exministra de la Corte Suprema de Justicia, Olga Sánchez Cordero, quienes integran el equipo de seis integrantes, dos para temas de política interior, dos para asuntos de política exterior y dos para los temas económicos.

    La agenda de la conversación se centró en temas de economía, entre ellos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la transición política entre el Gobierno de Peña Nieto y la próxima administración.

    “Creo que el Tratado de Libre Comercio podría ser un tema de conversación, para saber en qué punto están las negociaciones, porque en la conversación (telefónica) con el presidente Donald Trump (para felicitar a López Obrador), plasmaban una posible reunión a la brevedad”, dijo Clouthier poco antes de entrar al encuentro.

    La reunión con el presidente saliente (2012-2018) se realizó antes de que sea oficial el escrutinio final, que el Instituto Nacional Electoral presentará el miércoles, y antes de que Tribunal Electoral le entregue la constancia oficial de mayoría obtenida en las elecciones.

    El ganador abrió la puerta a la reconciliación durante su discurso de la victoria pronunciado la noche del domingo, después de una campaña marcada por fuertes ataques entre los protagonistas, al reconocer el papel de Peña Nieto en el proceso electoral.

    “Su comportamiento fue muy diferente al trato que nos dieron los pasados titulares del Poder Ejecutivo”, dijo en alusión a los expresidentes Vicente Fox (2000-2004) y Felipe Calderón (2006-2012) ambos de centroderecha, a quienes siempre ha señalado como intervencionistas.

    López Obrador ganó las elecciones con 52,96 por ciento de los votos, sobre el centrista Ricardo Anaya, que recibió 22,49 por ciento, y el oficialista José Antonio Meade, con 16,40 por ciento de sufragios, según el escrutinio primario. (Sputnik)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...