• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Iván Sandoval fue velado en plena calle de Santa Tecla de El Salvador como testimonio de su asesinato por agentes municipales, durante la manifestación realizada para reivindicar los derechos de los vendedores.

    El ataúd estaba cubierto por la bandera de FAS y a la ceremonia asistieron familiares, amigos y otros comerciantes que acudieron a darle el último adiós al vendedor de tortas de 35 años de edad, quien murió tras recibir disparos del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de la mencionada comuna en los recientes disturbios.

    Los vendedores acusan al alcalde Roberto d’Aubuisson, fundados del derechista partido Arena y fue precursor de los escuadrones de la muerte, por ordenar abrir fuego contra quienes reclamaban un derecho.

    El féretro fue trasladado en hombros desde el parque Daniel Hernández por las principales arterias hasta la calle Ciriaco López, donde rindieron tributo entre consignas contra la alcaldía y reclamos de justicia.

    La Fiscalía General de la República incautó los vídeos de vigilancia de la comuna para determinar las responsabilidades en la represión encabezada por Gilber Cáceres, director coronel del cuerpo municipal.

    Varias imágenes y vídeos que se viralizaron en redes sociales muestran a los agentes del CAM disparando fusiles de grueso calibre, mientras el alcalde Roberto D’Aubuisson declaraba que no le importaban los comerciantes heridos.

    D’Aubuisson, generó una crisis sanitaria al privatizar el servicio de recogida de basura, impulsa un reordenamiento de los comercios alrededor del mercado central y desaloja a la fuerza a los vendedores.

    Los vendedores protestaron por el aumento en los impuestos comunales y el desalojo a calles menos concurridas, justo antes de la temporada navideña y el inicio del curso escolar, dos épocas de gran venta. En estos enfrentamientos dejó un centenar de heridos, entre ellos dos reporteros, y un muerto.

    Ante la represión violenta los vendedores replicaron a pedradas y palos. Tampoco se descarta que miembros de estructuras criminales aprovecharan el caos para generar la violencia y atacar a las autoridades.

    A su vez, D’Aubuisson intentó sacar crédito político al responsabilizar a sus rivales de estos disturbios, pero el criterio predominante es que el edil propició el desenlace por su incapacidad para dialogar y conciliar.

    Sigue leyendo…

    Sistema invisibiliza a los indígenas en El Salvador

    El Salvador rompe relaciones diplomáticas con Taiwán

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...