Vallejo: un poeta universal

César Abraham Vallejo Mendoza nació en Perú en 1892, fue un poeta y escritor reconocido en el mundo como uno de los mayores innovadores de la poesía del siglo XX y el máximo exponente de las letras en su país. El 15 de abril se cumplen 80 años de su desaparición física.

El crítico Thomas Merton, un sacerdote escritor lo catalogó como: “el más grande poeta católico desde Dante, y por católico entiendo universal” y la 2​ y según escribió sobre el autor, Martin Seymour-Smith, poeta británico: “el más grande poeta del siglo XX en todos los idiomas”.

Sus dos primeros poemarios: “Los heraldos negros” y “Trilce” publicados en Lima, Perú en el año 1918, y 1922 respectivamente, abordaron un lenguaje muy personal que lo diferenció expresivamente del resto, hecho que coincidió con la interrupción del vanguardismo a nivel mundial

En el año 1923 presentó su primera obra narrativa: “Escalas” y durante ese mismo año se marchó a Europa, donde se sensibilizó con los temas sociales y políticos realizando dos viajes a la Unión Soviética y conociendo distintas capitales europeas. A partir de 1931, se radicó en Madrid de la España republicana y entabló una amistad con Gerardo Diego, Federico García Lorca y Rafael Alberti entre otros personajes destacados.

Hasta su muerte residió mayormente en París, con algunas breves estancias en Madrid y en otras ciudades europeas en las que estuvo de paso. Ejerció como periodista y complementó como docente y traductor. En los últimos años de su vida no publicó libros de poesía, aunque no dejó de escribir algunos poemas que aparecerían posteriores a su muerte.

La novela proletaria o indigenista “El tungsteno” publicada en Madrid en 1931 fue una obra de carácter social es considerada una de las más importantes en la narrativa de Vallejo y fue muy reconocida tras su publicación por la crítica debido a su influencia fundamental en el desarrollo de la narrativa indigenista en el Perú.

Su cuento más famoso “Paco Yunque” que salió a la luz años después de su fallecimiento se convirtió también en el nombre del protagonista del relato que pasó a ser una de las figuras representativas de la literatura peruana.

Sus obras poéticas póstumas se agruparon en dos grandes poemarios: “Poemas humanos” y “España, aparta de mí este cáliz”, los cuales vieron la luz gracias al trabajo de su viuda Georgette Vallejo en el año 1939. Toda la poesía contenida en ambos poemarios fue de corte altamente humanista y social, reflejos de su posición ideológica. Catalogados por la crítica como el mejor trabajo de su producción poética y trascendiendo en el tiempo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,165,931FansMe gusta
112,119SeguidoresSeguir
290,035SeguidoresSeguir
16,221SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Secundarios adhieren a marcha de la Confech: Habrá movilizaciones en todo...

La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) confirmó su participación en la movilización convocada por la Confech para este próximo 25 de abril. Además,...