• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Aprobación del proyecto hidroeléctrico de la empresa COLBUN en el río san Pedro marcará la gestión ambiental regional por su  incapacidad de responder a los intereses de la ciudadanía y echará por el suelo la legitimidad de una futura estrategia de desarrollo regional.
    Se ha anunciado para hoy miércoles la sesión de la COREMA donde se votaría el proyecto de la central hidroeléctrica de COLBUN aguas arriba del río Calle Calle.

    Desde la presentación del proyecto se han hecho una serie de críticas como sus implicancias al desarrollo turístico, la no incorporación de la comuna de Valdivia en la evaluación ambiental,  los peligros de tener una represa en una zona inestable o la pertinencia de estos megaproyectos para el futuro de la nueva región de los ríos. Todos han sido expresados y fundamentados por diversas organizaciones ciudadanas, municipios  y parlamentarios de la región, lo que muestra no solo una preocupación sino mas bien una voluntad ciudadana de participar y discutir sobre el desarrollo. Este interés ciudadano esta avalado  por los mismos instrumentos que el gobierno ha considerado para iniciar la elaboración de la estrategia de desarrollo regional y que muestran la alta sensibilidad y preocupación de la comunidad por el medio ambiente y los recursos naturales. Para un sector de la ciudadanía están ahí recursos estratégicos como el agua y el futuro potencial económico que esta región debiera desarrollar con mas fuerza: el turismo.

    El proyecto de COLBUN ha repetido las mismos pasos que vuelven la iniciativa cuestionable con un procedimiento administrativo poco transparente y ya viciado, dada las numerosas críticas que tiene el actual sistema de evaluación –SEIA- por su alto grado de instrumentalización política. Por algo el gobierno envió al parlamento un proyecto para cambiar esta institucionalidad. Esto pasos nefastos son las mentiras –COLBUN dijo primero que era una central de paso cuando es una enorme represa-  los incentivos económicos con comunidades locales y un convenio con la municipalidad de Los Lagos, que hacen recordar la situación de CELCO en Mehuín. Severas, reiteradas y fundamentadas  criticas de los servicios públicos que por arte de magia (presiones) se van minimizando o desapareciendo, para seguramente llegar a una aprobación con numerosas condiciones que luego la empresa se encargará de borrar o dilatar. En enero pasado la planta de celulosa de CELCO recuperó su capacidad producción del 100% con una serie de condiciones. ¿Alguien las recuerda o la CONAMA esta informando sobre estas condiciones.? Todo se activa sólo si hay ciudadanía que insiste en hacer todo un poco mas transparente.

    La aprobación del proyecto hidroeléctrico de la empresa COLBUN en el río san Pedro marcará la gestión ambiental regional por su  incapacidad de responder a los intereses de la ciudadanía (mirada regional, protección del medio ambiente, desarrollo turístico) y echará por el suelo la legitimidad de una futura estrategia de desarrollo regional. Ese será el resultado negativo,  porque de ganancias ni hablar. Aun todos esperamos que el gobierno regional  defienda el proyecto con argumentos que tengan sentido para esta región y no sentir que nuevamente un grupo de funcionarios levantaran la mano solo por que es la instrucción del día que viene desde la capital del país, donde están el gobiero central y claro las oficinas de COLBUN.


    José Araya C. Secretario Ejecutivo – CODEPU. Valdivia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...