• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La peor sequía de la que se tenga memoria está arrasando partes del este de Australia y poniendo en dificultad el trabajo de los agricultores para salir adelante. Muchos de ellos se hacen preguntas sobre el futuro de su labor y de su producción.

    El granjero Scott Cooper arroja heno para su ganado junto a un arroyo seco en un potrero en su propiedad llamada South Park, ubicada al este de la ciudad de Gunnedah, en Nueva Gales del Sur. Foto: Reuters

    Las escasas lluvias que cayeron a principios de esta semana aliviaron apenas levemente las consecuencias de las altas temperaturas, que redujeron a polvo grandes extensiones de cultivos y de pastos.

    Un camino junto a pistas que conducen a un tanque de agua ubicado en un potrero en la propiedad del granjero Ash Whitney, ubicada al oeste de la ciudad de Gunnedah. Foto: Reuters

    Una cuarta parte de la producción agrícola de Australia se cultiva en Nueva Gales del Sur. El Gobierno estatal ofreció más de 1.000 millones de dólares australianos en fondos de emergencia a los agricultores.

    Otra imagen del granjero Scott Cooper en su propiedad llamada South Park, ubicada al este de la ciudad de Gunnedah. Foto: Reuters

    También se desbloqueó dinero para los servicios de ayuda psicológica, para apoyar a agricultores que menudo viven muy aislados, ya que las autoridades temen un alza de los suicidios.

    El granjero Ash Whitney parado en medio de una presa seca en un potrero en su propiedad ubicada al oeste de la ciudad de Gunnedah. Foto: Reuters

    En las antípodas, una sequía de una violencia inusitada quema los cultivos australianos, diezma los rebaños y causa estragos en la economía de agricultores y ganaderos.

    Una vaca se aleja de un tanque de agua en un potrero en la propiedad del granjero Tom Wollaston, ubicada al oeste de la ciudad de Tamworth. Foto: Reuters

    Las pistas circulares de arado seco semejan los círculos concéntricos en las pinturas aborígenes que refieren a una mitología antigua. El ganado hambriento haciendo fila para alimentarse parece una pintura abstracta y las sombras negras que se extienden por la tierra una imagen surrealista.

    Surcos en un potrero creado por un arado en una propiedad ubicada al oeste de la ciudad de Gunnedah. Foto: Reuters

    La Oficina Australiana de Meteorología dice, además, que algunas partes de Australia experimentaron el segundo verano más cálido (diciembre-febrero) y acaban de pasar por uno de los otoños e inviernos más secos y cálidos (marzo-mayo y junio-julio).

    Un molino de viento y paneles solares se encuentran junto a una presa en un prado en la propiedad del granjero Scott Cooper. Foto: Reuters

    Los agricultores también se ven obligados a racionar el agua tanto para su familia como para sus rebaños, ya que sus pozos están prácticamente secos. Algunos ya prevén abandonar unas propiedades por las que pasaron varias generaciones antes que ellos.

    un rebaño de ovejas en plena sequía, al oeste de la ciudad de Gunnedah. Foto: Reuters

    Sería la primera vez en dos generaciones, desde 1930, en que no tuviéramos cosechas de otoño o de invierno”, reconoce Greg Stones, propietario de una granja cercana a Gunnedah, a cinco horas de ruta al norte de Sidney.

    Las condiciones también son difíciles en el estado de Queensland (norte), cuyas autoridades afirman que la sequía afecta al 60% de las tierras. Foto: Reuters

    El país está habituado desde hace tiempo a los fuertes calores y sus habitantes desarrollaron una notable capacidad de resiliencia. Pero los episodios de sequía que viven actualmente algunas regiones del este de Australia son los peores en medio siglo.

    La sombra de una puerta junto a las huellas de automóviles en la propiedad de Jimmie y May McKeown ubicada en las afueras de la ciudad de Walgett. Foto: Reuters

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...