• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En Caleta Tortel se percibe la preocupación. Tras más de un año desde que comenzara a sonar el proyecto de HidroAysén se ha comenzado a discutir en serio sobre la iniciativa hidroeléctrica que, en alianza, Endesa y Colbún pretenden materializar a través de la construcción de cuatro represas en los ríos Baker y Pascua. No hace mucho surgió “La Voz de Tortel”, organización que agrupa distintas organizaciones locales en una mesa de diálogo sobre el tema.


    Ahora son los jóvenes quienes se han organizado para plantear su postura frente al proyecto de represar los ríos del sur de Aysén. Un grupo de tortelinos creó recientemente la agrupación “Chonkes”, que busca crear conciencia ambiental, y generar y entregar información sobre dicho proyecto. Están organizados y ya piensan en desarrollar una labor educativa en la comunidad. Notable, considerando que en Tortel sólo vive cerca de medio millar de personas.

    Para Augusto Hernández, presidente de Chonkes, la información entregada por Endesa y Colbún a la comunidad de Tortel aún es escasa e insuficiente. “La gente que está viviendo en los sectores que serían afectados no tienen mucha información de cual va a ser el daño que van a causar, les van a inundar muchos campos, a mucha gente se les han venido diciendo muchas mentiras de parte de Endesa. Nuestra idea es reflejar la realidad de este proyecto porque muchos piensan que esto va a traer a lo mejor un desarrollo económico pero no es tan así” sostiene el dirigente.

    Sobre las promesas de empleo para la gente, Hernández no tiene dudas y destaca que los habitantes de la zona tienen sus propias perspectivas de desarrollo basadas en otras áreas productivas y a otra escala. “Se sabe que para trabajar en este tipo de cosas hay que por lo menos tener algún título o ser perito en algún área, y acá en Tortel la forma de vida que nosotros siempre hemos llevado es más que nada natural, la gente en sus campos se mantiene por sí sola, tiene animales, plantan, en realidad son más autosustentables y no queremos permitir que eso cambie”.

    Temores en la caleta

    En Tortel dicen estar preocupados por los impactos que generan las represas en las comunidades y particularmente en las que viven aguas abajo, esto a raíz de las inundaciones ocurridas en el río Bío Bío el invierno pasado.

    De construirse las centrales, plantea el líder de Chonkes, “al fin y al cabo vamos a ser todos afectados con los años, nadie sabe qué van a hacer después cuando se cumpla la vida útil de las represas, que va a pasar con eso, va a quedar ahí botado, qué va a pasar cada vez que se llenen de agua estas represas y tengan que abrir las compuertas. Hay muchos ejemplos en que queda la embarrada para abajo con la gente, pierden sus casas, se inundan, entonces no queremos que eso nos pase a nosotros, no queremos que le pase a nuestra gente ese tipo de cosas. No me gustaría que venga gente de afuera y saque provecho de nuestras aguas. Ése es el sentir de nuestra organización, así que por eso queremos empezar con ciclos de cine, informando a la gente y tratar de cautivar más jóvenes, y hacer ver nuestra postura de verdad”, recalcó.

    Caleta Tortel se ubica en la desembocadura del río Baker, curso hídrico donde HidroAysén planea construir dos de las cuatro represas proyectadas por esta sociedad para la región.

    Comunicaciones

    Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

    www.aisenreservadevida.cl

    Viernes, 22 de Junio de 2007

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...