• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Al menos 66 muertos y más de 70 heridos es el saldo que dejó la explosión que se produjo este viernes en una toma ilegal de combustible en el municipio de Tlahuelilpan, en el Estado de Hidalgo (en el centro de México).

    La fuga fue provocada por una perforación clandestina del ducto que transporta gasolina desde la costa del Golfo de México a la ciudad de Tula, ubicada al norte de la Ciudad de México, informó la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, indicó este sábado que  hay 85 personas desaparecidas como consecuencia de la explosión.

    Dos horas antes del siniestro, que se produjo a las 17.00 (hora local), las autoridades habían tenido conocimiento de una fuga intencionada de carburante en una zona de cultivos.

    Asimismo, se reportó el estallido de un ducto de Pemex en el municipio de San Juan del Río, en Querétaro, debido a otra perforación ilegal.

    La Gobernación de Hidalgo llamó a los habitantes de Tlahuelilpanpara que se mantengan lejos del lugar de la explosión y permanezcan, en la medida de lo posible, en sus hogares.

    Casusas de la explosión

    La empresa estatal Pemex informó que “estas explosiones  se debe a las tomas clandestinas de combustible, denominándola huachicoleo” (robo de combustible).

    Las investigaciones preliminares revelaron que la explosión se produjo en una sección del ducto que presentaba fuga de combustible, y las víctimas mortales se encontraban en el lugar recolectando combustible, quedando atrapadas por el fuego.

    “Las víctimas mortales y heridos no son trabajadores de Pemex, sino de las personas que robaban el material inflamable”, específico uno de los investigadores de la explosión.

    No es la primera vez que ocurre un accidente así. En diciembre de 2010, las autoridades señalaron a ladrones de combustible como responsables de la explosión de un oleoducto en el centro de México, cerca de la capital, donde murieron 28 personas, incluidos 13 niños.

    Reto para López Obrador

    La explosión de este viernes ocurrió a escasos días después que el presidente mexicano López Obrador, anunció  medidas estrictas contra el robo de gasolina.

    El gobierno mexicano procedió  a cerrar oleoductos para detectar y desalentar las perforaciones ilegales, optando por transportar los combustibles en camiones cisterna, pero éstos han sido insuficientes, y varios estados han padecido escasez y largas filas en las gasolineras.

    Asimismo, las autoridades han bloqueado las cuentas de 42 empresas, detenido a más de 400 personas, e iniciado 1.831 carpetas de investigación.

    “Continuaremos luchando contra el robo de combustible hasta que logremos erradicarlo”, aseguró López Obrador, desde la zona del suceso.

    El Gobierno federal ordenó demás, el despliegue de más de 5.000 militares para vigilar las instalaciones, canalizaciones y los camiones cisterna.

    La periodista Ana Lilia Pérez recordó que en desde 2001 México ha sido  reconocido  por los altos niveles de robo de combustible a través de  tomas clandestinas en la red de ductos de Pemex.

    Indicó que el sexenio de Vicente Fox, se registró el mayor robo de la historia en Pemex, con una pérdida de 12 mil millones de pesos, alrededor de 600 millones de dólares al año.

    Señaló que al final de su gobierno se produjo una fuga que ocasionó pérdidas por  66 mil millones de pesos, equivalentes a 3 mil 300 millones de dólares.

    “Fox nunca combatió este sangrado a la nación y esto se convirtió en una herencia presidencial desde entonces, hasta que llegó López Obrador, mostrando la intención de combatir este ordeño de los productos de Pemex”, dijo Pérez.

    El presidente mexicano denunció que “los robos de Pemex se han gestado desde adentro de la compañía petrolera, con la participación de varios trabajadores de alto nivel directivo y sindical”.

    “Estos funcionarios ya están identificados, pudiendo nombrar a uno de ellos a Eduardo León Trawitz, subdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex, también fue jefe de escoltas de Enrique Peña Nieto, cuando éste fue gobernador del Estado de México, en el 2005 al 2011”, informó en declaraciones recientes.

    Apoyo internacional

    Evo Morales, presidente de Bolivia manifestó a través, de su cuenta oficial Twitter, su respaldo y solidaridad al presidente López Obrador y al pueblo de México, ante los hechos ocurridos en Pemex.

     

    Asimismo, el Gobierno de Venezuela emitió un comunicado en el que expresa sentidas condolencias al pueblo y mexicano ante las pérdidas humanas registradas tras explosión.

     

    También puedes leer…

    AMLO denuncia nuevos ataques a oleductos de compañía petrolera estatal

     

     

    López Obrador presentó 25 programas estratégicos para México

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...