• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El sacerdote de nombre  Rubén Díaz Alcántara de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en Cuautitlán Izcalli, fue asesinado con un arma blanca por un hombre con el que discutió momentos antes de ofrecer la misa.

    Autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México inició una investigación por el homicidio registrado en el interior de la Iglesia.

    Dicha parroquia  donde ocurrió el hecho se localiza en la calle Mira Lluvia, en la zona de Los Miras, en Cumbria, Cuautitlán Izcalli.

    Confirmaron que alrededor de las 18:30 de la tarde hora México, el párroco, identificado como Rubén, discutió con un hombre que entró a la iglesia, quien lo agredió con arma punzo cortante y después huyó.

    El reporte de la Policía Municipal, informó sobre la localización del cuerpo de un individuo de 50 años.  Agentes de investigación de la Policía se trasladaron  al lugar para realizar las primeras diligencias que permitan establecer las líneas de investigación correspondientes.

    Testigos del lugar manifestaron que el agresor después de ver al religioso tirado en el suelo huyó del lugar.

    Se detalló que los policías municipales implementaron un operativo para localizar al agresor, pero no tuvieron éxito. Habitantes de dicha comunidad se reunieron en la parroquia y algunas mujeres lloraron por la muerte del sacerdote.

    Al sitio también personal del Ministerio Público, quien ordenó el levantamiento del cadáver.

    Durante las primeras inspecciones oculares que se practicaron en el lugar, el MP dijo que el sacerdote quedó tirado boca arriba y que presentaba múltiples golpes en el cuerpo y varias puñaladas que le quitaron la vida.

    El MP dijo que al parecer el presunto homicida era conocido el sacerdote, pues entró sin ningún problema.

    Policías informaron que con los datos que dio la secretaria del sacerdote del presunto homicida, a quien lo vio cuando se daba a la fuga ya iniciaron con las investigaciones correspondientes y confiaron en ubicarlo y detenerlo de un momento a otro.

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...