• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Líderes indígenas denunciaron que el Estado mexicano y el sector privado están “sembrando” células de delincuencia organizada en comunidades indígenas de varios estados, por oponerse a la instalación, en sus tierras, de megaproyectos hidroeléctricos, mineros, petroleros y de vialidad.

    Lo representantes indígenas y rurales de Chiapas, Puebla, Nayarit y el Estado de México, junto al vocero de la organización campesina Coordinadora Nacional Plan de Ayala-Movimiento Nacional (CNPA–MN), Daniel Zuñiga, alertaron que la presencia de los grupos criminales ha provocado el “desplazamiento desmedido de población de alta vulnerabilidad”.

    Durante una audiencia del Tribunal Internacional de Conciencia de los Pueblos en Movimiento, realizada el domingo en Puebla, condenaron que para llevar a cabo los proyectos -que afectan el medio ambiente y la calidad de vida de los habitantes- las empresas “violan diversos derechos como al territorio, a la libertad de expresión, a la autodeterminación de los pueblos al consentimiento y a la consulta previa libre e informada”, reseña El Sol de Puebla.

    Casos denunciados

    Uno de los casos presentados fue el de los daños ocasionados por la Comisión Federal de Electricidad en su intención de construir una subestación eléctrica sobre terrenos de la Sierra Norte de Puebla, que están cubiertos con vegetación de bosque, selva y pastizal cultivado.

    Por resistirse a este plan, han resultado asesinados dos activistas, el primero de ellos en 2014, Antonio Esteban Cruz y, recientemente, Manuel Gaspar.

    En la audiencia también se expuso el caso de la resistencia del pueblo Zoque a la extracción de hidrocarburos en el municipio de Francisco León, Chiapas, en donde la Secretaría de Energía, la Procuraduría Agraria y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) impulsan una Reforma Energética que afecta 84.500 hectáreas.

    Los voceros indígenas expresaron su rechazo al caso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, que se construye en el lago de Texcoco, y reclamaron que las autoridades federales no respetaron sus derechos como pueblos originarios de la zona, y no se les consultó para la implementación de la obra.

    Se prevé que  este martes se realice una concentración frente al comando de campaña del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador,  para exigirle que cumpla su palabra de no permitir la culminación de la terminal aérea.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...