• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los conflictos políticos que surgieron en Chiapas, estado pobre al sur de México, a mediados del año 2016, produjeron el desplazamiento de un grupo de indígenas que se vieron obligados a huir del enfrentamiento entre bandos producto de los resultados electorales en el año 2015, donde se eligieron 123 presidentes municipales.

    Derivado de esas elecciones, en el municipio de Chenalhó, zona indígena, se suscitaron problemas poselectorales que provocó que alrededor de 700 habitantes huyeran desde el 26 de mayo del 2016 en medio de una balacera.

    Los derechos humanos de los desplazados se han violentado y no se ha dado solución a todas sus peticiones por parte de las autoridades, ya que de acuerdo a los desplazados han ocurrido homicidios que han quedado impunes, publica Hispan TV.

    https://i2.wp.com/noticieros.televisa.com/wp-content/uploads/2018/10/protesta-chiapas.jpg?resize=1024%2C602&quality=95&ssl=1

    Aunado a ello, la población originaria ha recibido muy poca ayuda para poder alimentarse, tener un techo seguro, trabajo, servicios médicos y los niños no asisten a la escuela desde hace dos años aproximadamente.

    Mientras que el encargado del estado, Manuel Velasco Coello, no le ha dado importancia a esta situación, a tal grado que los desplazados mantienen un plantón frente el palacio de Gobierno desde hace más de dos semanas y aseguran que no se moverán hasta que se planteen soluciones.

    Los afectados aseguran que no han sido debidamente atendidos por las autoridades gubernamentales, pues su deber es generar las condiciones de paz social en su municipio y no violentar los derechos humanos de los desplazados, acción que no ha llevado a cabo.

    El pasado viernes 12 de octubre, indígenas, estudiantes normalistas e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon en las ciudades de San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez, en el marco de los 526 años de la conmemoración del Día de La Raza, para pedir el reconocimiento de sus pueblos originarios y el rescate de sus lenguas maternas como el Chuj, una de las 12 lenguas que se hablan en Chiapas y que están en riesgo de desaparecer.

    “Lo que requieren los pueblos es ser tratados como sujetos y no como objetos de apoyo, sino como sujetos dueños de su propia realidad”, dijo Hernán López López, vocero del Movimiento Social de la Tierra.

    Francisco País, indígena de la etnia Chuj, dijo que su pueblo no está registrado, “se va como extinguiendo, por lo mismo que los niños van perdiendo esa habla, esa cultura, esa tradición; en las escuelas no podemos encontrar un maestro que hable ese dialecto si no está registrado en el sistema educativo”.

    A.L.

    Fiscalía de Guatemala y líderes indígenas abordarán conflictos sociales

    Ingobernabilidad en Chiapas impulsa la creación de grupos de autodefensa

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...