• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    “El monstruo de Ecatepec” podría salir de la cárcel, debido a que se filtró el vídeo en el que el supuesto asesino de diez mujeres confiesa a un médico, por qué cometió sus delitos.

    El vídeo de la entrevista hecha a Juan Carlos “N”, feminicida de las  mexicanas se dio a conocer el pasado martes, cuyas imágenes revelan la evaluación psicológica hecha por el especialista.

    De acuerdo a los expertos en materia penal, la divulgación de las grabaciones con una imagen del sujeto con una cinta en sus ojos, es una prueba de que se está violando el debido proceso impuesto por el nuevo sistema de justicia penal que garantiza su privacidad hasta que lleven a cabo un juicio y lo declaren culpable.

    Alejandro Gómez aseguró que “se trata de una filtración, de un traidor, esa es la verdad, algunas personas que con todo cinismo filtran información  no autorizada y con qué o por qué”, detalló el fiscal general de Justicia del estado de México, al reiterar que pese a la divulgación confía en que las pruebas en su contra lo dejen en la cárcel.

    Nueva justicia en México

    El nuevo Sistema de Justicia Penal, contempla empezar cualquier  caso de delito con dos formas: uno, con la presentación de la denuncia o querella; o con la detención del imputado.

    “Se le nombra imputado” a la persona que en un proceso penal es señalada de probablemente haber cometido un delito, señala la Procuraduría General de la República.

    Lo que conlleva a dilucidar que el caso termina hasta la audiencia de explicación de sentencia, donde el juez determina si el imputado es inocente o culpable.

    La Procuraduría aclara que “el debido proceso penal es un derecho humano” en el que se le reconoce al inculpado la garantía a su libertad y el Estado sólo podrá privarlo de la misma cuando existan suficientes elementos incriminatorios, de resto estaría fuera de la cárcel.

    Destaca la normativa, que al detenido se le deben respetar sus derechos de audiencia y la de ofrecer pruebas para desvirtuar las acusaciones en su contra; según sostiene el magistrado del circuito, Miguel Ángel Aguilar en un artículo publicado por el Inacipe.

    Cuando las autoridades detienen a un presunto delincuente se le cubre la cabeza o en su defecto, a través de la edición de foto y vídeo se difumina su rostro.

    En ese sentido, el nuevo sistema de justicia penal, exige a las autoridades cuidar la imagen del detenido y no tratarlo como delincuente, ni mostrarlo de esa manera ante los medios o el público en general por la presunción de inocencia.

    Sigue leyendo…

    (Video) “Si salgo, voy a seguir matando mujeres”: confesión del mexicano que descuartizaba a sus víctimas junto a otra fémina

    En México la violencia feminicida cobra 9 víctimas por día

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...