• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    China se dispone a inaugurar el puente más grande del mundo que unirá a los puertos de Macao con Hong Kong y facilitará el desplazamiento terrestre de más de dos millones de personas.
    Se trata de una estructura de 55 kilómetros que incluye un cruce serpenteante de carreteras y un túnel submarino. Según Xinhua, se usaron 420.000 toneladas de acero, tanto como para construir 60 Torres Eiffel.
    El puente Hong Kong-Zhuhai-Macao conectan Hong Kong, Macao y Zhuhai, las tres ciudades principales del delta del río de las Perlas en China.Wikipedia.
    China tiene un largo historial en su predilección por embarcarse en proyectos relacionados a estructuras gigantescas. Al gobierno asiático le encantan las megaconstrucciones.
    El último ejemplo de este tipo de proyectos es este puente Hong Kong-Zhuhai-Macau, un viaducto marítimo que comunica por carretera las ciudades de Hong-Kong y Macao a través de 55 kilómetros de puentes y túneles.
    El tramo principal y más llamativo es una autopista de seis carriles que se extiende 23 kilómetros sobre el agua conectada por 6,7 kilómetros de túneles y dos islas artificiales.
    Movilidad urbana
    El nuevo puente está pensado para facilitar la movilidad urbano a los millones de personas que viven en la provincia de Guandong y que cada día tienen que desplazarse entre Zhuhai y Hong-Kong.
    El proyecto incluye dos islas artificiales, carreteras vinculadas y nuevas instalaciones en el cruce de fronteras. Aún no se conoce el valor total pero algunas estimaciones llegan a 15 mil millones de dólares.
    Los funcionarios esperan que el puente esté en uso durante 120 años ayudando a reducir el tiempo de viaje en un 60 por ciento.
    Gao Xinglin, gerente de planificación de proyecto, dijo que la construcción del túnel submarino de 6,7 kilómetros fue la parte más difícil. “Hubo muchas noches en las que no pude conciliar el sueño, porque hubo demasiadas dificultades durante la construcción”, dijo.
    “Vincular las tuberías de 80.000 toneladas bajo el mar con tecnología resistente al agua fue lo más desafiante”, agregó.
    Medios chinos indicaron que se esperaba fuese inaugurado a finales del 2017 pero debido a problemas con los excesos presupuestarios, las acusaciones de corrupción y la muerte de unos trabajadores no se pudo lograr. Pero la obra está lista para comunicar el continente con la isla semiautónoma.
    Obras como esta representan las maravillas ingenieriles y arquitectónicas que el hombre puede lograr hacer para conectar sus ciudades. Un claro ejemplo de ello es Oresund, un asombroso puente-tunel que conecta Dinamarca y Suecia. O el Puente de la Confederación, un megapuente canadiense que en invierno corta el hielo en tiras.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...