• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Mientras aumentan las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos por la extradición de un alto ejecutivo de Huawei, Beijing estaría centrando su política exterior en presionar a gobiernos amigos de Washington.

    Según The Guardian, el canciller chino ha efectuado severos llamados a Canadá para que deje de “hacer la pega sucia por EEUU”, en referencia al levantamiento de 13 cargos contra la jefa de finanzas de la empresa de comunicaciones, Meng Wanzhou, quien fue arrestada en diciembre del año pasado.

    El mensaje fue entregado en una editorial del medio estatal Global Times con palabras de mayor calibre: “No puedes vivir como prostituta y esperar un monumento a tu castidad… Si Canadá insiste en esta práctica errada, tendrá que pagar por ello”.

    De acuerdo a analistas citados por el medio londinense, “China está tratando de aislar a EEUU persiguiendo a sus aliados”.

    Dos canadienses permanecen detenidos en China, acusados por cargos no muy claros vinculados a la seguridad nacional, mientras que un tercero fue condenado a morir tras un segundo juicio que elevó su pena por tráfico de drogas. Se interpreta que ambos casos fueron armados en represalia por el arresto de Meng en Ottawa.

    “China está tratando de dividir para conquistar. Quiere colocar máxima presión sobre países individuales y no permitir que se unan”, comentó el director del Centro para Estados Unidos y Europa de la Institución Brookings de Washington, Thomas Wright.

    Canadá no es el único aliado de EEUU que ha sido atacado por Beijing. Su medio estatal disparó contra Polonia, acusándolo de ser “cómplice” de acciones realizadas por el gobierno de Trump e indicando que Varsovia “tendrá que pagar por su ofensa” luego de tomar detenido a otro empleado de Huawei bajo sospechas de espionaje.

    Paralelamente, un escritor chino-australiano, Yang Hengjun, fue recluido en China semanas después de que Australia denunciara la presunta detención arbitraria de ciudadanos de ese país.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...