• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El papa Francisco recibió en el Vaticano a los máximos responsables de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, luego de las recientes revelaciones sobre décadas de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes en Pensilvania.

    Francisco mantuvo una audiencia privada con el presidente de la Conferencia, el cardenal Daniel DiNardo, con el vicepresidente, el arzobispo José Horacio Gómez y con el secretario general, el obispo Brian Bransfield.

    En EE. UU., siete estados iniciaron investigaciones sobre abusos a menores ocurridos por parte de religiosos católicos. Desde la Red Nacional de Supervivientes de los Abusados por los Clérigos (SNAP), su presidente, Tim Lennon, comentó que se confirmaron investigaciones en Massachusetts, Illinois, Florida, Nuevo México, Nebraska y Missouri, además de Nueva York y Nueva Jersey. Asimismo, aseguró tener informaciones sobre pesquisas en Maryland, Alaska, Rhode Island y Nuevo Hampshire.

    En paralelo, el Vaticano informó que Francisco aceptó la renuncia del obispo estadounidense Michael J. Bransfield, quien en el pasado fue acusado de abusos sexuales en la diócesis de Filadelfia. “El papa aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Wheeling-Charleston presentada por monseñor Michael J. Bransfield”. En su lugar y a la espera del nombramiento de un nuevo obispo, el Vaticano nombró a William Edward Lori, arzobispo de Baltimore, a quien encargó una investigación sobre las acusaciones contra Bransfield.

    “Prometo llevar a cabo una investigación exhaustiva en busca de la verdad en las preocupantes acusaciones contra el obispo Bransfield y trabajar en estrecha colaboración con el clero, los religiosos y los líderes laicos de la diócesis hasta el nombramiento de un nuevo obispo”, dijo el arzobispo Lori, en una nota.

    Bransfield comenzó su carrera como sacerdote en la archidiócesis de Filadelfia y fue nombrado obispo de Wheeling-Charleston en 2005. En 2012, en el juicio a otros clérigos de Filadelfia, fue acusado de haber abusado sexualmente de diez niños a finales de la década de los 70 y principios de los 80. Desde entonces, el obispo negó las acusaciones.

    Fiscalía de Nueva York cita a diócesis católicas por pesquisas de abusos a menores

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...