• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un guardabosques que hacía su ronda de vigilancia en la Reserva de Conservación Olarro, en el condado de Narok en Kenia, resultó herido luego de que un integrante del pueblo masái, lanzará una flecha desde los árboles alcanzando la mejilla del trabajador.

    William Hofmeyr, el trabajador del Servicio de Vida Silvestre y que posee 51 años de edad y de origen sudafricano, estaba patrullando la zona, cuando el filoso dardo rasgó su mejilla derecha y salió por su boca abierta, informó The Mirror.

    A pesar de que el guardabosques se hallaba herido y de su rostro salía mucha sangre, abordó su vehículo para perseguir al atacante, pero la flecha sobresalía del carro y tropezaba con los arbustos del camino, dejando por todo el camino fluido sanguíneo.

    “No podía pedir refuerzos porque me fluía tanta sangre en la boca que no tenía ningún sentido hablar por la radio, así que debía hacerlo por mi cuenta”, expresó.

    El dolor y la debilidad venció a Hofmeyr después de una hora de persecución, cuya razón huyó el atacante, aunque el guardabosques lanzase varios disparos al aire. Además, el derrame de sangre no ayudó a continuar en la búsqueda del victimario, por lo que prefirió regresar y dirigirse a un ambulatorio médico.

    El comandante policial de Narok South, Antony Shimoli, contó que el trabajador fue atendido en el Centro de Salud Comunitario de Ngoswani, donde tuvieron que cortar la flecha para sacarla por completoinformó  Daily Nation, medio keniano.

    El funcionario señaló además, que investigan para dar con el autor del ataque.

    Una publicación reciente en medios locales, denuncian que en la zona se han registrado enfrentamientos y reclamos, porque muchos pastores han perdido el acceso a sus tierras y al agua, después de que quedaran en manos de multinacionales que crearon posadas y campamentos para turistas.

    Sigue leyendo…

    El polémico parque nacional que autoriza a sus guardabosques a matar cazadores de rinocerontes

    Un hombre posaba para una foto con una pitón y casi lo estrangula (+video)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...