• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En la décimo tercera sesión del Comité Intergubernamental de la Unesco celebrada en Mauricio, se aprobó este jueves, la inclusión en la lista de este año del Patrimonio Cultural Inmaterial de la antigua tradición ”Suri Jagek” de los indígenas Kalash de Pakistán, informó Prensa Latina citando el portal geo.tv.

    Suri Jagek que en su traducción significa “observar el sol”, consiste en una práctica meteorológica y astronómica tradicional basada en la observación del sol, la luna y las estrellas en referencia a la topografía local por la comunidad indígena Kalash que reside en el distrito de Chitral de Khyber-Pakhtunkhwa, provincia de Pakistán.

    Paisajes silvestre de Pakistán

    Este ritual ancestral juega un papel fundamental para la comunidad de Kalash en eventos sociales importantes como festivales, fiestas, rituales, cría de animales y prácticas agrícolas, que evidencian una herencia espiritual y tulitaria para la humanidad.

    Moin ul Haque, delegado permanente de Pakistán ante la Unesco y embajador en Francia, consideró la declaratoria de la tradición Suri Jagek por la Unesco como un logro histórico y aseguró que esta tradición será protegida y compartida en todo el mundo, para seguir sirviendo a sus propósitos espirituales y utilitarios.

    Destacó que la adopción de Suri Jagek, ha sido la primera nominación independiente de Pakistán en este foro, lo que garantizará una mejor visibilidad de las ricas tradiciones folclóricas y la diversidad cultural del país.

    En riesgo

    Para los kalasha el Suri Jagek es un sistema que ayuda a prever cuáles son las buenas épocas para la siembra y la cría del ganado, predecir los desastres naturales y establecer su propio calendario. Sin embargo, el advenimiento de la nueva era digital y la persistencia de la transmisión exclusivamente oral del elemento han desembocado en un declive de su práctica y en una falta de sensibilización a su importancia cultural y utilidad.

    La postulación de las historias turcas fueron realizadas en conjunto entre las tres naciones de habla del idioma

    Epopeya turca

    Otra nación que recibió su nominación como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad fue Turquía, por los cuentos épicos de Dede Korkut, cuyas leyendas están vinculadas a un místico anciano sano.

    Dede Korkut se originó en trece piezas musicales tradicionales, así como en doce cantares de gesta. Estas músicas reconocidas en la nación árabe se han transmitido de generación en generación por medio de narraciones orales, artes escénicas, códigos culturales y composiciones e interpretaciones musicales.

    Explicó la Unesco, que este elemento del patrimonio cultural no sólo transmite valores sociales, culturales y éticos, sino también conocimientos profundos sobre la historia y la cultura de la comunidades de habla túrquica. En la postulación participó en conjunto tres naciones entre ellas, Turquía, Azerbaiyán y Kazajistán.

     

    Las leyendas han unido a las naciones de habla turco

    El Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía manifestó en un comunicado que el patrimonio de Dede Korkut ha sido un “elemento unificador” entre los países de habla turca.

    Los anuncios de las declaratoria de la Unesco se realizó durante la 13 sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, que se está celebrando en Port Louis, la capital de Mauricio.

    El ministro turco de Cultura y Turismo, Mehmet Nuri Erso comentó que en esta última adición al listado, Turquía cuenta con 17 elementos considerados patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

    Para qué la declaratoria

    La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972 surge tras la necesidad de identificar parte de los bienes inestimables e irremplazables de las naciones. La pérdida de cualquiera de dichos bienes representaría una perdida invaluable para la humanidad entera.

    Después de la adopción de la convención, la comunidad internacional comienza a hablar de “desarrollo sostenible” puesto que la conservación del Patrimonio Natural y Cultural constituye una contribución trascendental al desarrollo del sitio y, por ende, de su entorno.

    La Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO es un legado de monumentos y sitios de una gran riqueza natural y cultural que pertenece a toda las sociedades del planeta. Los Sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial cumplen una función de hitos en el planeta, de símbolos de la toma de conciencia de los Estados y de los pueblos acerca del sentido de esos lugares y emblemas de su apego a la propiedad colectiva, así como de la transmisión de ese patrimonio a las generaciones futuras.

    Es por ello que, al ser también los monumentos y los sitios lugares de desarrollo sostenible y de reconciliación, la UNESCO interviene activamente y coordina las acciones de sus socios administrando la Convención.

    Actualmente, la Lista de Patrimonio Mundial cuenta con 1073 sitios inscritos, de los cuales 832 son bienes culturales, 206 bienes naturales y 35 bienes mixtos, situados en 167 naciones. Desde noviembre de 2016, 192 Estados Partes han ratificado la Convención del Patrimonio Mundial.

    Sigue leyendo…

    Venezuela: Unesco excluirá a Coro y su puerto de la lista negra

    La tradición del punto cubano llegó a la Unesco

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...