• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Christian Rodríguez, chileno-francés radicado en Europa, es encargado de las Relaciones Internacionales de Francia Insumisa. Se trata de un movimiento social que se separó de la izquierda tradicional de la mano de Jean Luc Mélenchon, que con el movimiento como plataforma se presentó a las presidenciales del 2017, obteniendo el cuarto lugar (19,6%) en las votaciones.

    Rodríguez nació en Chile, pero pasó buena parte de su juventud en Europa, para volver a su patria en los años noventa, sólo para darse cuenta que el retorno a la supuesta democracia ocultaba una sociedad disciplinaria heredada de la dictadura. Luego de algunos años decide regresar a Francia, donde se dedicó de lleno a las comunicaciones y la política, llegando a transformarse en unos de los asesores más cercanos del líder de La Francia Insumisa y ex candidato a la presidencia de Francia, que hoy está en el foco de la noticia, debido a que enfrentará un proceso de judicialización, al igual que otros referentes de la izquierda y el progresismo internacional.

    Durante la entrevista, Christian analizó el particular momento que vive Mélenchon, las tensiones políticas en Europa y el particular momento que vive Francia, proyectando el rol de la izquierda y su movimiento en ese contexto.

    Christian Rodríguez

     

    LA FRANCE INSOUMISE

    Empecemos del comienzo ¿Qué es La France Insumise (Francia Insumisa)?

    Es un Movimiento político social de nuevo tipo, tiene 554 mil adherentes y fue creado para llegar al poder en Francia. Somos una organización que no es un partido político, sino un movimiento, es importante decirlo, y tenemos un programa que se llama “El futuro en común” que, a más de un instrumento de lucha, es un programa de Gobierno en todos los aspectos, un documento elaborado colectivamente que presenta lo que queremos realizar en la economía, las relaciones bilaterales, cómo concebimos el nuevo mundo ecológico social y humanista.  Es una plataforma de Gobierno.

    Llegamos a competir, nos faltaron 600 mil votos y la Francia Insumisa es hoy día un movimiento que tiene una presencia de 19 parlamentarios hombres y mujeres, y es el grupo más importante de la oposición directa a Macron y somos militantes que estamos en diversos lugares del mundo a través de los “Grupos de Acción”.

    Pretendemos tomar el poder y arrebatárselo de las manos a los que ahora gobiernan como títeres de la gran misión que tienen, que es la de vender todo lo que es público en Francia. Macron es el primo hermano de Macri en este sentido, con las mismas políticas y estrategias.

    ¿Cuál ha sido la clave para que Francia Insumisa haya consolidado su liderazgo en apenas dos años?

    Jean-Luc Mélenchon tiene una amplia trayectoria política: fue el senador más joven de la República; después fue miembro del Partido Socialista; luego se fue del Partido Socialista cuando tomaron esa desviación hacia la Social Democracia pro-capitalista que abre la puerta al neoliberalismo, y que son los fenómenos que se conocen tan bien en América Latina, tal como el de Bachelet en Chile, o el que se está dando en el Perú.

    Lo acertado ha sido construir una opción con el pueblo, para el pueblo, respondiendo a los desafíos que corresponden, hoy día, a la Europa de hoy.

    Fue una campaña muy dinámica, dirigida hacia los jóvenes porque son el futuro de esta Europa.

    El acierto de Mélenchon está en decir las cosas como son. Es un hombre de Estado de mucho prestigio, brillante y con ideas innovadoras.

    “EL PUEBLO FRANCÉS SE HA DADO CUENTA DE QUE FUE ENGAÑADO”

    ¿Cuál es el contexto político de Francia después de  las medidas implementadas por el Gobierno de Macron?

    Enmanuel Macron llega al poder con un discurso de estos jóvenes yuppies que llegan diciendo que “no somos de izquierda ni derecha”, que “nosotros somos movimiento, no partido”. Abogan por el empresariado, la libre empresa con autonomía. “Vamos a apreciar en su justo valor a los que tienen el mérito”, dicen. Ese es el discurso.

    De forma rápida el pueblo francés se da cuenta de que fue engañado: una de las primeras acciones de Macron fue suspender los Tribunales de Defensa de los trabajadores, subir la edad de las jubilaciones, que es el próximo proyecto, eliminar los derechos a huelga por sectores para que sólo se negocie por temas nacionales. Rápidamente golpeó a los trabajadores, comenzó a privatizar. Es un país que se está vendiendo, como se denunció y combatió durante la gran huelga de ferrocarriles. Las universidades se están privatizando. Todo es parte del mismo plan.

    Por ejemplo ¿Cómo se efectuaron los ataques de Macron al sector sindical que desencadenó en una huelga de tres meses en el sector ferroviario?

    Se vendieron los trenes, se vendió la empresa estatal y se entregó a manos privadas. Una empresa con más de 120 años en manos públicas, es una empresa de todos y significa que tienen una excelente capacidad técnica y de mantenimiento, de seguridad., etc. Tenemos el tren más rápido del mundo, después del japonés.

    Pero Macron entregó una empresa que es tuya, de todo el mundo, a manos de privados para que hagan negocios y la partan en mil pedazos: uno se va a encargar de hacer el negocio de los trenes, el otro del aseo y la reparación. Es la misma lógica en todo el mundo.  Reduciendo empleos públicos que hoy día pasan a ser empleados de servicio privado.  Ya esto fue una declaración de guerra.

    ¿Cómo se explica la crisis que atraviesa el Gobierno de Macron?

    Macron atraviesa una grave crisis política que lo ha hecho perder en los últimos 3 meses cerca de 27 puntos. Está en la encuesta de opinión en el punto más bajo de todos. El pueblo francés se ha dado cuenta de su inoperancia y que está entregando el país a los grandes capitales, con crisis permanentes de Gobierno.

    La última es el asunto de su guardia privado, Alexandre Benalla, que es realmente un escándalo. Acá en Francia no tenemos los grados de corrupción que hay en Haití y México, por ejemplo, pues aquí no están los narco estados, que esperamos se terminen en México el 1 de diciembre. Por eso, descubrir que un guardia personal de Macron, sin ser de plantilla, tiene llave de su casa, que usa armas y se hace pasar por policía y agrede personas en una marcha del 1° de Mayo y a quien todo el mundo le tiene pánico, es un escándalo.

    La operación política contra Mélenchon hace parte de una provocación para desviar la atención principal sobre la crisis que atraviesa el Gobierno de Macron.

    Parte de esa crisis ha estado marcada por escándalos como la renuncia de sus ministros más cercanos, que se han sentido traicionados por Macron ¿Cuál es su opinión al respecto?

    Nicolas Hulot, su ministro de Ecología, el mejor que tenía, renunció porque se dio cuenta que era inútil negociar y discutir con el lobby de la química, de la industria farmacéutica. Y así se han ido 3 ministros, entre ellos, nada menos que el Ministro del Interior, Gérard Collomb, un amigo personal de Macron, lo que terminó por crear una crisis palaciega. Para muestra, un botón: ahora acaban de nombrar ministra de Ecología a la directora de comunicaciones de la empresa Danon, o sea, la esperanza es cero. Pero lo peor es que después de quince días de vacancia, el puesto de Ministro del Interior lo asume Christophe Castaner, tránsfuga del Partido Socialista, un duro, cuya primera acción fue la de lanzar, el mismo día del anuncio oficial de su nominación, la operación político-policial contra la Francia Insumisa.

    Macron tiene algo que es muy grave, una manera despótica de funcionar. Nosotros creíamos que había una mafia en esos tiempos de Jacques Chirac, pero nos damos cuenta que esos eran niños de pecho al lado de estos que llegan hoy, que nombran a los procuradores, a los jefes de policía, se meten a nombrar a dedo a los funcionarios de la Justicia. Esto no lo conocíamos. La quinta República está agotada, en peligro y en manos de traficantes que quieren vender este país, y eso, no lo vamos a aceptar.

    LA AGENDA DE LA FRANCE INSOUMISE

    ¿Cuál es la agenda de Francia Insumisa, y qué es lo que causa mayor escozor en los sectores de la derecha?

    En cada discusión en el Parlamento hay una propuesta nuestra, no solo denunciamos, sino que presentamos propuestas sobre cómo construir una nueva economía, cómo construir una sociedad ecológica a partir de opciones de una economía ecológica, proponemos cómo resolver el tema de la jubilación, de crear empleos para los jóvenes, la importancia de que no se escapen los cerebros y devolverle a Francia su papel como potencia en términos culturales, industriales y económicos. Desde que llegó Macron, la disputa con Angela Merkel ha sido por ver quien tiene el liderazgo de Europa y los dos han fracasado.

    ¿A qué se refiere al decir que Merkel y Macron han fracasado?

    Merkel está completamente débil internamente y Macron con su proyecto también ha fracasado. No hay proyecto europeo viable. Francia se ha entregado a la OTAN y se ha entregado a Donald Trump, incluso en la relación con Venezuela, Macron es el portavoz y ha servido para actuar contra Venezuela y apoyar la cruel oposición a Venezuela. Cuando Trump es quien le dicta qué hacer en política exterior, es una prueba de que su proyecto político fracasó.

    ¿Qué haría distinto Francia Insumisa con respecto a la política exterior del bloque europeo?

    Francia Insumisa propone abandonar la OTAN, integrar el Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), el abandono de la industria nuclear, porque no queremos más energía nuclear sino energías alternativas, queremos acceso a la salud y educación gratuita, una jubilación decente y un desarrollo económico de carácter ecologista.

    Queremos la posibilidad de acceder al mar y al espacio, como posibilidades de desarrollo de alternativas nuevas, ecológicamente hablando. Francia tiene 15.000 kilómetros de costa. Francia es hermana de América Latina, pues en Guyana tenemos nuestra frontera más larga, con el Brasil.

    Tenemos otra visión de cómo colaborar con los países del Mediterráneo, otra visión sobre la paz, que no es la de construir sobre la correlación de fuerzas que están imponiendo la OTAN y Trump.

    PERSECUSIÓN JUDICIAL A MÉLENCHON

    Cambiando de tema hacia la contingencia ¿Cómo opera el lawfare (persecución judicial) en contra de Mélenchon?

    Se inaugura el lawfare en Europa a través de Francia, con la latinoamericanización de la política en los procesos judiciales. No se necesitan tanques ni bombardeos, lo que se requiere es comprar al poder Judicial y ponerlo a los intereses de la oligarquía, dar autogolpes mediante el poder judicial y junto con las corporaciones mediáticas se busca dar por sospechoso a todo líder político opositor al neoliberalismo.

    En este contexto quieren tildar a Melénchon como un delincuente y un sospechoso, como un procesado. Lo dijo el Primer Ministro ayer: usted está procesado. Sembrar la duda es el trabajo más fino que han hecho. Por ejemplo, cuando allanaron su casa a las 7 de la mañana bajo acusaciones falsas, mira cómo lo ponen en todos los diarios, en todas las revistas: pasa de víctima a victimario. Fue él el violento, el que no respeta la Ley. Esta habilidad es un caso de escuela, en comunicaciones es mágico. La versión que ellos muestran y no como fue en realidad. La cámara nuestra muestra como un policía derriba a alguien y lo aplasta contra el suelo, y eso no aparece en los grandes medios. Pero sí, lo que dice el policía, lo que les dice el procurador.

    ¿De qué se acusa a Mélenchon?

    De dos cosas muy concretas. Primero, una mujer diputada del Frente Nacional, hace dos años atrás en el Parlamento Europeo lo acusó de que tenía empleos ficticios para sus asesores parlamentarios. Ese tema estaba muerto hace un año y medio, mientras que Marie Le Penn fue condenada a pagar dos millones de euros por multas, a devolver la plata que usaba con sus asesores, a ella se le descubrió, a Mélenchon jamás.

    Segundo, lo acusan de malversación en las cuentas de la campaña presidencial. Esas cuentas fueron aprobadas y revisadas por la comisión.

    Respondimos 2.000 preguntas de la comisión y fue la campaña más barata de todas, costó 11 millones de euros, las otras costaron 18, 20 y 22 millones. En el portal de Francia Insumisa hay todo un informe público sobre las cuentas que decidimos poner a la luz pública. Todos los gastos, en qué se usó el dinero.

    A Macron también se le pusieron en duda sus gastos y hasta el día de hoy no ha habido ninguna investigación, ni un correo, ni un teléfono, ni los cien policías que se movilizaron a las 7 de la mañana. Son dos pesos y dos medidas diferentes.

    El presidente de la comisión de cuentas es un viejo enemigo político de Mélenchon, hace 15 años fueron enemigos políticos a muerte, y al renunciar a la comisión de control electoral dijo que no hay cuentas claras con Mélenchon y luego se olvidó el tema. Ahora el tema vuelve al tapete, con el allanamiento de Francia Insumisa. Le toman su agenda, las fotos, nosotros en Latinoamérica conocemos como son los allanamientos, Acá están muy shockeados porque nunca antes habían vivido esta experiencia.

    ¿Existen irregularidades en el proceso?

    Todas las acusaciones son una falsedad absoluta, de la A a la Z, está todo inventado. Acá no se ha escondido nada, acá lo que hay es una persecución para intentar destruir la imagen de Francia Insumisa y de Mélenchon y quitarle su inmunidad parlamentaria y transformarlo en un delincuente.

    ¿A su juicio qué futuro tienen esas acusaciones?

    Si la justicia puede obrar con serenidad, como estamos convencidos, la verdad saldrá a relucir. Luego de cinco horas de interrogatorio, leí toda su declaración al final a la prensa, la que es pública. Hay un sentimiento profundo entre los jueces y los policías de que han perdido su tiempo, se sienten manipulados. Es una operación política en la que deben hacer el trabajo sucio sabiendo que no hay motivos, mientras que ellos (la derecha) no dan la cara.

    Es una técnica inaugurada por Macron de lanzar a sus funcionarios a hacer la tarea sucia sabiendo que es ridículo y no hay nada. A su guardia de seguridad, en vez de allanar, le golpearon a la puerta y no estaba. Entonces le dieron 24 horas para que su casa fuera limpiada, para que desapareciera las armas que tenía guardadas, según él mismo se vanaglorió ante la prensa. Le avisaron que se cuidara para que estuviera prevenido. Ahí no llevaron a la prensa para armar todo este show mediático como ocurrió con Mélenchon, donde lo que armaron fue un tinglado.

    De todos modos, esta operación política fracasó: en dos días se han adherido más de 2 mil personas más a nuestro movimiento. Pero se llevaron los computadores, donde hay datos de 550 mil adherentes inscritos, que están en riesgo de ser utilizados discrecionalmente, y eso nos pone a todos en un estado de amenaza represiva potencial.

    LAWFARE: DESDE LATINOAMÉRICA A FRANCIA 

    ¿Cuáles son las similitudes que ve en esta persecución política y judicial a la que tuvo lugar en Brasil con Lula Da Silva y Dilma Rouseff; en Argentina con Cristina Fernández y en Ecuador con Rafael Correa?

    El modelo de democracia a partir del voto se agotó para las clases poderosas cuando se dieron cuenta de que podían perder el control y que entonces ya no les servía. Empezó la política como un oficio y no como un acto ciudadano de todos, de preocuparse de construir ciudad y humanidad.

    Para llegar a este estado, se encargaron de alienar al pueblo para que se dejaran de preocupar por la ciudad, por los otros, por los temas que son de su interés, desligándolos de lo político.

    Los senadores chilenos por ejemplo tienen los sueldos más altos en el mundo, es un ejemplo para decirte como los profesionalizaron, como los compraron, y como sacaron a la política de la mente de la gente.

    Así fue lo que pasó con Lula, con Dilma, inauguraron este modelito, lo expandieron, hicieron experimentos en Argentina, en Perú con la cantidad de corrupción que hay. En Chile fue “como te toca a ti, me toca a mí, mañana para ti, hoy para mí”. Esto de repartirse el poder, porque lo fundamental no está en el voto, puedes ser presidente con un 22% del 100% del total de votantes y ese 22% te lo va a dar el 17% apenas.

    Han desligado al pueblo de lo político, han hecho la operación de compra de jueces, de la corrupción judicial. La toma del poder judicial. La operación es muy fina. En América Latina hubo un tiempo de esperanza, pero al darse cuenta de que eran incorruptibles los que tenían que serlo, decidieron corromper a los más venales e ideológicamente dispuestos para situarlos en puestos clave, formarlos en EEUU y así tomarse el Poder Judicial para operar desde allí, como lo ha hecho el juez Moro en Brasil, por ejemplo.

    EL PROYECTO DE SOCIEDAD HAY QUE CONSTRUIRLO JUNTO AL PUEBLO

    ¿Cuál debe ser la respuesta de la izquierda y de Francia Insumisa a este ataque?

    Ser de izquierda en Europa es muy difícil, por ejemplo ¿Quién puede ser de izquierda en Chile si Bachelet fue de izquierda?, ¿Quién puede ser de izquierda en Perú si este militar peruano se dijo nacionalista y de izquierda y viste como terminó?, ¿Quién puede ser de izquierda acá en Europa cuando hemos sido gobernados por estos líderes socialistas que se dijeron de izquierda, pero que hicieron una política de absoluta derecha?

    Nosotros lo que decimos es que el proyecto de sociedad hay que construirlo junto al pueblo, nos interesa la unidad de nuestro pueblo en torno a un proyecto concreto y alternativo al modelo neoliberal.

    La izquierda fue duramente golpeada en Francia. Hollande casi termina por enterrar lo que quedaba de izquierda, si no hubiera estado la figura de Mélenchon nosotros estaríamos muertos como la izquierda en Italia.

    Francia Insumisa es mucho más que decir que somos la izquierda. Los ejes los ponemos en la unidad del pueblo consciente. En los más pobres que entran en estado de cólera. Esta es una categoría más amplia que la simple izquierda

    Pero concretamente, ¿qué es lo que propone Francia insumisa cuando habla de pueblo?

    Como dije, Francia Insumisa va más allá de ser un movimiento de izquierda, está orientado a ser muy fiel a las aspiraciones de masas populares que no tienen representación política, que necesitan que paremos la hemorragia que han hecho con sus derechos.

    Los sindicatos estamos defendiendo lo poco que podemos defender. Desde ese punto de vista nos pueden acusar de conservadores. Pero mira, ustedes han perdido el derecho a huelga. El caso chileno es ejemplar. El país donde el experimento neoliberal más ha funcionado es Chile. Crearon ese modelito y lo han calcado en muchos lados. Estamos en periodo de resistencia y vamos a resistir. Pero nos ponen en una posición de defensa de lo último que nos queda y por eso hemos sido muy fieles en acompañar esas luchas sindicales.

    En lo inmediato, nos estamos proponiendo cosas más alternativas que lo mínimo. Aumento del salario, derecho a huelga, a auto organizarse, defensa de los trabajadores. Y para con nuestro pueblo estamos pidiendo que paren la hemorragia de vender la salud, la educación, la salud, de vender los trenes, de vender los hospitales, eso no se puede hacer.

    ¿Hacia dónde apunta el futuro de Mélenchon y Francia Insumisa?

    La mayoría de los jóvenes entre 18 y 24 años votaron por Mélenchon, no por una ilusión, sino porque el proyecto es serio. No por una persona, porque se combinan los talentos con las proposiciones.

    Iremos a la disputa. En tres años más, a nosotros nos gustaría que fuera mañana. A Macron lo vamos a tratar de sacar como sea, respetando el sufragio universal o entrando en resistencia de masas populares. Seguiremos siendo oposición y no podemos seguir aceptando las políticas que causan el sufrimiento de nuestro pueblo. Tenemos que defender a los trabajadores, incluso de las políticas europeas que quieren igualar a los trabajadores por el nivel más bajo y no por el más alto.

    Proponemos que el salario de los empresarios sea máximo 20 veces más alto que el salario mínimo.

    Queremos terminar con los tratados de La Unión Europea, que es una unión comercial, queremos imponer que no hay posibilidad de vender toda nuestra fuerza laboral a un mejor postor.

    Están haciendo la mano de obra más barata al mejor postor, ellos le llaman inserción, intercambio, mundialización. Al final es una trampa para hacer desfilar ejércitos de pobres al mejor postor.

     

    “VEO CON OPTIMISMO EL FUTURO”

    ¿Cómo evaluaría el contexto geopolítico de la Unión Europea con el triángulo de Angela Merkel, Enmanuel Macron y Donald Trump?

    Yo creo que en la geopolítica Europa es casi nula como proyecto independiente, pues tiene una alianza con Estados Unidos para saquear otros países. Angela Merkel y Enmanuel Macron luchan por el liderazgo, pero ambos han fracasado en sus modelos. Cuando Donald Trump es quien te dicta qué hacer en política exterior, es una prueba de que tu proyecto político fracasó. Francia se ha entregado a la OTAN y a los intereses de Estados Unidos.

    Por otra parte, Europa no tiene materias primas, solo las obtiene en alianza con Estados Unidos por saquear otros lados. Ahí hay algo muy grave.

    ¿Trump lidera Europa?

    No creo que Donald Trump tenga el liderazgo en Europa. Aquí va a haber un escenario más difícil para nosotros, de muchos más ejércitos de pobreza. Las relaciones entre Merkel, Macron y Trump son tensas. Porque Trump dice que ya no me sirven para mis negocios y les pone barreras y controles arancelarios a ciertos países europeos. Europa se dio cuenta que ha sido apartada. Nosotros queremos construir la Europa de los pueblos, la que promueve la paz y que hace negocios justos con todos.

    ¿Cómo ve el futuro de Europa?

    Vienen tiempos muy oscuros para Europa, la vuelta del fascismo del 39 al 45, una Tercera Guerra Mundial, una crisis absoluta de identidad, de falta de proyecto y de construcción de futuro.

    El pobre es el extranjero, el negro, la mujer y el hombre que están desempleados. Se acusa a los árabes, a los africanos, a los latinos de ser responsables de todos los males, mientras que se usa a los inmigrantes como mano de obra barata

    ¿Cómo se proyecta el futuro político de Macron?

    A Macron no lo daría por muerto todavía, pero ha entrado en una crisis que esperamos que sea fatal y lo más rápido posible.

    La prueba es como nos atacó. Muestra desesperación. Macron está completamente en crisis y por eso las fuerzas políticas de oposición son atacadas con métodos conocidos en América Latina y en regímenes dictatoriales.

    ¿Seguirá bajando la popularidad de Macron?

    Absolutamente, va en baja, en picada, ¿qué tienen para plantear? Hoy día, mientras estamos hablando, miles y miles de jubilados salieron a las calles a protestar por el proyecto de jubilaciones, el modelo por puntos. Vamos a jubilar a los 67, 68, 69 años. Con el discurso de que se mueren más tarde, de que las cajas de la seguridad social están vacías.

    ¿Qué acciones piensa tomar Francia Insumisa en los próximos días?

    Acabamos de saber que subimos 2.000 adherentes más. El efecto contrario al esperado por Macron y sus secuaces.  La operación político-policial fracasó en el plano de la opinión. Pero consiguió dotarse de armas para continuar provocando.

    Lo más grave es que se llevaron los ficheros y los computadores con los nombres y datos de los 550.000 (afiliados) que están ahora fichados por la policía política y en manos de un procurador nombrado por el poder político. En cualquier momento pueden venir a buscar a cualquiera de los 550.000 para preguntarle si tuvo alguna relación con la campaña.

    Ante este estado de amenaza no nos queda más que resistir y golpear, no nos queda más que salir adelante con la batalla política.

    Mantenemos nuestra posición de defensa de la educación y la salud gratuita, de acompañar las luchas sindicales, de velar por su derecho a huelga y a tener un salario justo. No vamos a aceptar un sistema de jubilación por puntos, la privatización de las universidades y las injusticias en torno a la política ecológica, ambiental y social.

    Si llegamos al poder, todas esas leyes se van a derogar, pero mientras tanto, nos queda la tarea de educar ciudadanos, formar militantes, organizar sectores populares y luchar en cada batalla.

    ¿Es posible construir una Francia humanista, ecologista, en la que se respeten los derechos ciudadanos?

    Es lo que nosotros soñamos y anhelamos y sobre todo lo que tratamos de construir. Francia tiene un capital cultural que está inspirado en los valores que fundaron la revolución francesa y un rol preponderante en el tema de la paz.

    Yo veo con optimismo el futuro a condición de que nuestras energías se redoblen. En serle muy fiel al pueblo y en estar a su lado, una lucha por los trabajadores, por sueldos dignos, y por eliminar tratados europeos que atentan contra el pueblo y su clase trabajadora.

     

    Sigue leyendo:

     

    Persecución judicial: Así opera el arma preferida de la derecha contra los líderes progresistas

     

    Macron acumula el nivel más bajo de aceptación desde que comenzó su gestión

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...