• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Dirigentes campesinos de varios movimientos en Latinoamérica aseguran que los Tratados de Libre Comercio (TLC) han contribuido a engrosar las cifras de campesinos asesinados y de violaciones a los derechos del sector.

    En el marco de la conmemoración este 17 de abril del Día Internacional de la Lucha Campesina, el Movimiento Vía Campesina, que coordina a más de 182 organizaciones en 81 países, llamó a las organizaciones a unificar acciones de resistencia, a escala global en contra de los Tratados de Libre Comercio y la criminalización de las luchas sociales.

    La problemática afecta a la mayoría de las naciones latinoamericanas. La convocatoria a campesinos, trabajadores y trabajadoras rurales migrantes y jornaleros es a articular acciones para visibilizar las graves consecuencias sufridas por los campesinos a raíz de la explotación y las relaciones de desigualdad que se dan desde este modelo de producción.

    A propósito de la fecha, el presidente venezolano Nicolás Maduro saludó la lucha del movimiento campesino y a través de su cuenta en la red social Twitter reinvidicó los derechos de este sector:  “ ¡La tierra es de quien la trabaja! Por eso hoy conmemoramos el Día Internacional de la Lucha Campesina y de la resistencia en contra del latifundio. Nos unimos a la lucha de estos hombres y mujeres que trabajan a diario por producir alimentos en beneficio del pueblo”.

    Un informe publicado por la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) de Brasil registró un incremento en 2017 de la violencia en conflictos por la tenencia de la tierra con 70 muertes ocurridas, un 15 por ciento más que en 2016. Las cifras de amenazas de muertes incrementaron en 86 por ciento, intentos de asesinatos en 68 por ciento y la prisión de trabajadores del campo en un 185 por ciento.

    En Colombia, según datos de la Organización  de Naciones Unidas, se han producido desde 2006 hasta nuestros días más de 200 casos de asesinato de campesinos y líderes sociales vinculados con esta lucha. Señala en informe que el resurgimiento de la violencia en varias de las zonas más afectadas por el conflicto y el persistente historial de asesinatos de líderes comunitarios y sociales son el principal motivo de preocupación para el sector, que exige al gobierno colombiano garantías al derecho a la vida y a la propiedad de la tierra, el cese sistemático a los asesinatos de líderes campesinos, las constantes amenazas de muerte y violaciones de derechos humanos.

    Entre tanto la Federación Nacional Campesina de Argentina ha manifestado su descontento con el modelo implementado por el  presidente Mauricio Macri que niega el apoyo  los pequeños agricultores familiares. Además exigen medidas de combate al latifundio que influye en el desarrollo del campo y genera  pobreza.

    En México el gobierno de Enrique Peña Nieto ha reportado el presupuesto destinado  al  incentivo de políticas agrarias y otros  programas sociales.

    Paraguay también acumula un historial de asesinatos producto de las violaciones a derechos humanos de los campesinos. Sectores campesinos han reclamado al Estado una mejor distribución de la tierra la aprobación de la Ley de Emergencia de Agricultura Familiar Campesina y una Ley de Rehabilitación Económica.

    Antecedentes

    Desde el  17 de abril de 1996, se celebra el Día Internacional de la Lucha Campesina, para honrar el vil asesinato de 19 campesinos del Movimiento Sin Tierra a manos de la policía militar de Brasil, en su lucha por el derecho a la tierra y a la producción alimentaria.

    Este hecho ocurrió en la  región de Eldorado dos Carajás, al sur del estado de Pará, donde más de 1.500 personas se organizaron ese día para presionar al Gobierno Federal y a los Gobiernos estadales, a fin de llevar a cabo una reforma agraria para otorgar más derechos y beneficios a los trabajadores del campo.

    Los miembros del Movimiento Sin Tierra (MST), marchaban hacia la ciudad de Belém, cuando la policía les cortó el paso y en una  acción represiva violenta fueron asesinados estos  trabajadores.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...