No lograron sus objetivos: Reino Unido reconoce su fracaso junto a EE. UU. en Siria

A la coalición de guerra que lidera Estados Unidos y que buscaba derrocar al presidente de Siria, Bashar Al Assad, no le quedó más opción que reconocer el ridículo que hicieron los países miembros financiando a los grupos terroristas y aupando un conflicto devastador que estalló en 2011.

El primero que lo hizo, de forma indirecta y con un tuit que no significa más que un chiste, fue el presidente Donald Trump, cuando a finales de diciembre anunció que empezaría el retiro de sus tropas del territorio sirio.

“Hemos derrotado al Estado Islámico en Siria, la única razón de nuestra presencia allí durante la presidencia de Trump”, se atrevió a escribir Trump.

Ahora, en este año nuevo le tocó al canciller de Reino Unido, Jeremy Hunt, dar un paso al frente y admitir el fracaso de su estrategia en la nación árabe.

El canciller de Reino Unido se pronunció sobre la estrategia en Damasco. Foto: Reuters.

“La posición que viene manteniendo Reino Unido es que no tendremos una paz duradera con ese régimen en Siria, pero lamentablemente creemos que él (Assad) va a seguir durante un tiempo, y esto es debido al apoyo que ha tenido de Rusia“, dijo Hunt a la cadena de televisón Sky.

Admitió que Moscú ganó “una esfera de influencia” en la región y también “una responsabilidad”, la de garantizar que “el presidente Al Assad no emplee armas químicas contra su propia gente”.

Esa falsa acusación, que nunca pudo ser comprobada por organizaciones internacionales, la usó la coalición varias veces para incrementar los ataques contra las posiciones gubernamentales.

La intención desde el inicio fue derrocar a Bashar Al Assad. Foto: Sputnik.

Para el retiro de los cerca de 2.000 militares estadounidenses no hay cronograma, según anunció el 4 de enero en una conferencia telefónica un alto funcionario del Departamento de Estado, reseñó Sputnik.

Desde el inicio, con la misión de la coalición, considerada ilegal por las autoridades sirias, se apostó al derrocamiento de Al-Assad y, para lograrlo, ejecutaron bombardeos en distintas zonas sin importar que con ellos causaran la muerte de civiles.

Lo más delicado fue el financiamiento y respaldo, incluyendo suministro de armas, que dio Washington a los grupos terroristas.

En 2017, el Ejército sirio logró la liberación de casi el 100 % del territorio, con el apoyo de Rusia, nación que fue pieza clave para negociar con algunas facciones terroristas la entrega de armas.

A esa victoria se sumó la reapertura en Damasco de la embajada de Emiratos Árabes Unidos, el 28 de diciembre, lo que supone un primer paso para la normalización de las relaciones entre Siria y los países árabes, después de su suspensión de la Liga Árabe en noviembre de 2011.

EE. UU. abandona primer almacén militar en Siria

EE. UU. deja sus rastros de destrucción en Siria y empieza a retirar sus tropas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,167,614FansMe gusta
113,162SeguidoresSeguir
290,091SeguidoresSeguir
16,242SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Llevan a prisión al presidente sudanés destituido, Al Bashir

Un periódico sudanés también informa que se expidió una orden de arresto contra 11 altos funcionarios allegados al exmandatario   El expresidente de Sudán, Omar al...