• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las fuerzas policiales de Francia evacuaron este jueves un campamento de refugiados que se había formado en las proximidades del puerto de Dunkerque, desde donde intentarían atravesar el Canal de la Mancha para llegar al Reino Unido.

    Una portavoz de la prefectura  indicó que se trató de una operación para desmantelar el asentamiento y resguardar a los inmigrantes.

    Alrededor de 800 refugiados, esencialmente kurdos iraquíes, acampaban en esta ciudad del litoral, con la esperanza de subirse a un ferri que los condujera hasta el Reino Unido.

    El desalojo del llamado campamento de Grande-Synthe se desarrolló sin incidentes, dijo a la agencia francesa AFP el subprefecto de Dunkerque, Eric Etienne.

    Explicó que el objetivo del Gobierno es evitar que el campamento se transforme en un barrio de carpas en el litoral del mar del Norte. El asentamiento Grande-Synthe ya ha sido evacuado varias veces, reseña el portal France 24.

    En 2016 desmantelaron el campamento más grande

    El Gobierno francés ejecuta una política de desmantelamiento de los diferentes puntos en los que se instalan los inmigrantes para intentar cruzar a través del Canal de la Mancha desde la costa norte del país.

    El más significativo se produjo en octubre de 2016, en el campamento conocido como “la jungla” de Calais, donde se llegaron a concentrar entre 7.000 y 10.000 personas.

    Desde entonces, la presencia policial se ha reforzado en la zona.

    Ley de inmigración controversial

    Los inmigrantes que fueron desalojados este jueves tendrán la posibilidad de solicitar asilo en la nación gala o serán llevados a los centros policiales para su identificación.

    Francia aprobó el mes pasado una nueva ley sobre inmigración que acelera el procedimiento de asilo y a la vez la expulsión de quienes son rechazados, una medida denunciada por sus críticos como un intento de limitar las llegadas.

    Esta ley tipifica como delito punible con penas de hasta un año de prisión cruzar la frontera francesa de forma irregular.

    Las fuerzas de seguridad desalojan a más de un millar de inmigrantes en París

    Un inmigrante escala cuatro pisos por la fachada para rescatar a un niño

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...