• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Comprar un teléfono inteligente de última generación no está al alcance de la mano de la mayoría de la población mundial.

    La brecha tecnológica entre los que pueden adquirirlo y los que no pueden hacerlo es notoria y se evidencia en la rapidez con que sus usuarios se comunican, resuelven problemas o cierran negocios.

    Una manera de lograr mayor acceso a los llamados smartphones y acortar esa brecha tecnológica, está en la reparación y reciclaje de teléfonos móviles inteligentes, negocio que, según los expertos, experimentará un boom espectacular en los próximos 3 años.

    Adelantándose a este pronóstico, la empresa francesa Remade, creada en 2011, se dedica a comprar equipos telefónicos móviles inteligentes usados, con el fin de reciclarlos, repararlos y revenderlos completamente renovados. Como si fueran de paquete.

    La empresa fue fundada por Matthieu Millet, un nativo de la región de Poiley, pueblo de La Manche, donde se encuentra establecida Remade.

    Foto Web.

    El éxito industrial espectacular que ha alcanzado esta compañía con el reacondicionamiento de teléfonos inteligentes, se traduce en oleadas de contrataciones sucesivas de personal, en los últimos cinco años han crecido de 150 a 850 empleados.

    Y esta contratación está lejos de terminar, ya que después de haber integrado a 200 empleados en los últimos seis meses, la administración anunció una nueva campaña de reclutamiento equivalente antes de fin de año.

    “Durante mucho tiempo hemos hecho el servicio postventa en electrodomésticos, hasta que nos dimos cuenta de que este mercado de teléfonos inteligentes iba a explotar”, afirmó Ludovic Saint-Aroman, director de Marketing.

    “Los consumidores estaban seguros de querer dispositivos de calidad sin poder comprarlos inmediatamente después de su salida. Así es como empezamos a comprar equipos de segunda mano​​ para reacondicionarlos y revenderlos completamente repotenciados”, explicó Saint-Aroman.

    Hoy la compañía vende más de 500.000 unidades de celulares al año, con una facturación de alrededor de 130 millones de euros. 

    Las perspectivas parecen casi infinitas. De hecho, los expertos creen que este sector podría crecer casi 50% en los próximos 3 años. Una evidencia es que 140 millones de teléfonos inteligentes vendidos en el mundo en 2017 fueron reacondicionados.

    Otras notas de interés:

    Francia prohíbe el uso de teléfonos celulares en las escuelas

     

    (+Video) En EE. UU. venden los primeros ‘teléfonos celulares-pistola’

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...