• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, respondió a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que el país no necesita lecciones de nadie, incluidas las Naciones Unidas, respecto a su política migratoria.

    “Italia acogió en los últimos años a 700.000 inmigrantes, muchos de ellos clandestinos, y nunca recibió colaboración de otros países europeos, por lo cual no aceptaremos lecciones de nadie, y menos aún de la ONU, que demostró ser sesgada, inútilmente cara y desinformada“, dijo Salvini.

    Aconsejó a la ONU, primero, llevar a cabo investigaciones en otros países miembros que no respetan valores fundamentales como la libertad y la igualdad de género.

    Bachelet pidió investigación

    Este 10 de septiembre, Michelle Bachelet declaró que la ONU planea enviar a Italia a un grupo de expertos para investigar el crecido número de actos de violencia y racismo contra migrantes, africanos y gitanos.

    La Alta Comisionada criticó al Gobierno italiano por no autorizar a los migrantes, a bordo de barcos de ONG, desembarcar en las costas de Italia.

    Constató que aunque el flujo migratorio por el mar Mediterráneo se redujo, la mortalidad de los que optan por esa vía arriesgada aumentó en los primeros seis meses del año.

    Según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), solo este año 71.868 migrantes llegaron a Europa por el mar Mediterráneo.

    La llegada al Gobierno italiano de la coalición integrada por la xenófoba Liga del Norte y el Movimiento 5 Estrellas agudizó las políticas de discriminación a refugiados y migrantes. Particularmente, Salvini se ha mostrado intolerante con las organizaciones que prestan ayuda humanitaria.

    Según cifras de  la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 3 de cada 100 personas mueren en el intento de cruzar el Mediterráneo. Para julio de este año se estimaba que habían fallecido aproximadamente mil personas tratando de cruzar el mar que separa a África de Europa.

    Gitanos protestan en Roma contra el racismo de Matteo Salvini

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...