• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza kurdo árabe apoyada por Estados Unidos, iniciaron este domingo una iniciativa para tomar Raqa, el bastión del Daesh (Estado Islámico). La primera jornada de enfrentamientos terminó con la recuperación de de seis localidades y posiciones cercana a la ciudad bajo el control de ISIS.

    turquia-siria

    El Observatorio Sirio de Derechos Humanos detalló que en la operación “la Ira del Éufrates” participan unos 30.000 combatientes de las FSD. Los combates para liberar esas zonas coincidieron con bombardeos intensos contra posiciones y equipamientos de los extremistas, efectuados por aviones de guerra que podrían ser de la coalición internacional.

    Asimismo, el Observatorio señaló que el Daesh hizo explotar al menos dos coches bomba contra combatientes de las fuerzas kurdo árabes, lo que causó bajas, aunque no especificó el número.

    Tras el arranque de la ofensiva se han registrado choques entre las milicias rebeldes y los combatientes yihadistas en los alrededores de las poblaciones de Laqta y Al Haisha, ambas al norte de Raqqa.

    En esa batalla participan las FSD y sus facciones, formadas por árabes, kurdos y turcomanos y la coalición internacional. El principal componente de las FSD es la milicia kurdosiria las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo) a la que Turquía considera como organización terrorista y una simple extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

    Raqa, capital de Estado Islámico

    Hasta antes de que estallara la guerra civil en Siria hace cinco años, Raqa era un lugar importante para distribuir los productos agrícolas de la zona. Más de 200.000 personas vivían es esta ciudad a orillas del Éufrates.

    Tras ser conquistada por las milicias yihadistas, Raqa se convirtió en uno de los principales bastiones de Estado Islámico y está considerada el centro administrativo del “califato” que proclamaron los extremistas en Siria. Y ello fue posible porque los yihadistas encontraron también apoyo en la población, de mayoría sunita. Los sirios sunitas se sentían perjudicados por el Gobierno del presidente Bashar el Asad, integrado principalmente por alauitas, una rama dentro del islam chiíta.

    Huye el líder del Daesh en Iraq

    La ofensiva en Siria se da luego de que hace tres semanas se iniciara la batalla entre el Gobierno de Iraq y los yihadistas para retomar el control de la ciudad de Mosul, que desde hace dos años está sitiada por el Daesh.

    En este contexto bélico, el líder del Daesh, Abu Bakr al Bagdadi, escapó de la ciudad iraquí de Mosul, Iraq, tras la ofensiva para liberar la ciudad de los terroristas.

    “Las fuentes de inteligencia confirmaron la huida de Abu Bakr al Bagdadi de Mosul junto con 150 familias para usarlas como escudo humano en caso de ataques aéreos”, declaró el servicio de prensa de las Fuerzas Armadas de Iraq.

    Anteriormente, el Ejército iraquí aseguró que más de 2.000 terroristas en Mosul habrían muerto tras iniciar el operativo para su liberación.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...