• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Facebook, propiedad de Mark Zuckerberg, está de nuevo en el ojo del huracán, luego de que el Parlamento británico revelara que la red social consideró vender los datos privados de sus usuarios a varias empresas, de acuerdo con documentos suministrados por la empresa Six4Three.

    Se trata de 250 páginas con correos electrónicos y documentos internos de la plataforma, consignados ante el Comité Digital, de Cultura, Medios y Deporte, que está encargado de investigar el escándalo de Cambridge Analytica, las noticias falsas y la posible manipulación de elecciones en redes sociales.

    La información data de 2013-2014, un año después de haber adquirido Instagram y WhatsApp, y abre un segundo capítulo a la empresa Six4Three, el desarrollador de una aplicación para hacer búsquedas de mujeres en bikini en Facebook llamada Pikinis, que había perdido una demanda en 2015.

    Netflix y Airbnb son algunas de las empresas que están involucradas en este nuevo episodio, pues los documentos demuestran que la red social permitía el acceso a los datos de sus usuarios a estas franquicias y excluía a Pikinis, sacándola de la red.

    A pesar de estos señalamientos, el diputado Damian Collins, presidente del comité del Parlamento británico, dijo que “no está claro cómo Facebook decidía qué compañías debían seguir teniendo acceso a los datos y cuáles no“.

    Evidentemente “hay un interés público” en conocer la relación financiera que tienen algunas empresas con Facebook, un punto sobre el cual ya Mark Zuckerberg tiene antecedentes.

    “La idea de unir el acceso a los datos de amigos con el valor de la relación financiera con Facebook de los desarrolladores es un rasgo recurrente de los documentos”, comentó el diputado.

    Reincidentes en el negocio de datos

    En el pasado reciente, la revelación de la filtración de datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook, que utilizó la empresa Cambridge Analytica con fines electorales en la campaña presidencial de Donald Trump, abrieron el portón a la duda.

    Ahora, con las acusaciones de Six4Three, se “levantan dudas importantes sobre cómo Facebook usa los datos, sus políticas para trabajar con desarrolladores de apps y cómo ejercen su posición dominante en el mercado de redes sociales”.

    Defender lo indefendible

    La duda está en el panorama, pero Facebook ya ha salido al paso ante la presentación de estos documentos, que ha evaluado como muy engañosos y sin contexto adicional.

    No obstante, se pudo conocer que en un correo electrónico el mismo Zuckerberg habla de cómo obtener ingresos para su plataforma.

    “¿Le facilitamos a los desarrolladores el uso de nuestra red de pagos/publicidad pero no se los exigimos? ¿Se los exigimos? Les cobramos una cuota por compartírselas directamente y permitimos que los desarrolladores que la usen obtengan un crédito contra lo que nos deben? No tengo del todo claro aquí que tenemos un modelo de negocio que realmente nos conseguirá los ingresos que queremos a escala”, dice el CEO de Facebook.

    En un comunicado presentado por ABC News, señalan que los documentos reunidos por Six4Tree para su “caso sin fundamento son sólo una parte de la historia”.

    En esta segunda batalla Facebook afirma que las decisiones de sacar de circulación a Six4Tree en 2015 fueron “para evitar que una persona comparta los datos de sus amigos con los desarrolladores”.

    Con esto, la red social intenta proteger sus intereses y sostiene que “los hechos son claros: nunca hemos vendido los datos de la gente”.

    Miles de millones expuestos

    Actualmente, Facebook tiene más de dos mil millones de usuarios. La pregunta obligada, sin ser un experto en la materia, es ¿dónde está toda esa información? y ¿a qué se exponen los usuarios que, de antemano, aceptan los tan desconocidos “términos y condiciones de uso”?.

    El cuestionamiento también aplica para todas las redes sociales.

    Enrique Dans, profesor de sistemas de información de IE Business School y autor del libro “Todo va a cambiar”, puede alimentar más la duda: “Tus datos están en algún centro de datos, en los que hay muchos servidores con discos duros. De hecho, no están en uno solo, sino en varios, replicados, para que no se pierdan”.

    Google, por ejemplo, tiene copia de toda la web, un material que se puede consultar siempre y que en manos inescrupulosas, pudieran afectar y exponer a miles de usuarios.

    El tema no es nuevo, siempre se ha hablado de que Apple, Amazon, Google, Yahoo, Microsoft y Facebook venden datos a compañías de publicidad; que Flickr roba tus fotos y se las pasa a agencias de imágenes, pero según Dans, “nadie comercia con tus datos”, pues sería acabar con la gallina de los huevos de oro.

    Por el contrario, explica, que las empresas almacenadoras analizan los datos y facilitan el acceso a esa información a empresas que buscan perfiles como el nuestro, “pero en ningún caso le da los datos a otros, porque eso vulneraría todas las leyes de privacidad. Se requeriría que diéramos nuestro consentimiento expreso”.

    No obstante, The Wall Street Journal y The New York Times denunciaron en 2017 que tanto Google como Facebook “dominan el tráfico de noticias en línea y consumen la mayor parte de los ingresos publicitarios digitales”, lo que deja a los medios a merced de las reglas de estos dos gigantes.

    En un trabajo especial de Actualidad RT, se hace una breve reflexión acerca de qué tan peligroso es Facebook o las mal llamadas redes sociales para la libertad y la democracia del los individuos de todas las sociedades.

    Más allá de que Facebook haga lo que se le antoje o no con nuestros datos, “hay que estar conscientes que los algoritmos de las redes sociales nos conocen mejor que nosotros mismos. Saben a qué le damos ‘like’, qué compartimos y en qué momento, con quién intercambiamos mensajes, qué contenidos vemos y por cuánto tiempo”.

    Facebook nuevamente bajo investigación

    Facebook lucha contra las falsas noticias electorales

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...