• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El tribunal turco de Esmirna puso en libertad al pastor estadounidense Andrew Brunson tras dictarle tres años, un mes y 15 días de prisión lo que equivale al tiempo pasado bajo el arresto domiciliario, informó este viernes la cadena televisiva NTV.

    El tribunal dio por cumplida la condena y levantó todas las medidas cautelares a Brunson, incluida la prohibición de salir al extranjero.

    El pastor evangélico estadounidense Andrew Brunson fue encarcelado en octubre de 2016 durante una ola de detenciones realizada por el gobierno de Turquía tras el fracasado intento de golpe de Estado de julio de ese mismo año, acción ejecutada contra el presidente Recep Tayip Erdogan.

    Brunson inicialmente fue acusado de formar parte de un grupo terrorista armado. En 2017, e imputado con cargos por espionaje e intento de derrocar al gobierno.

    Sin embargo, el caso tomo relevancia de nuevo cuando el pasado mes de julio de 2017, cuando el pastor salió de la prisión luego de un año y medio de cárcel para iniciar arresto domiciliario, y el presidente de  Estados Unidos (EE. UU.) Donald Trump, salió en defensa de Brunson y amenazó de manera directa al gobierno de Turquía con “enormes sanciones” si  se negaba a liberar al clérigo de inmediato.

    Al respecto de este comunicado de Trump, el vicepresidente estadounidense Mike Pence indicó que “Brunson es inocente, no existe evidencia creíble contra él”

    Luego de estos intercambios de comunicados entre países (EE. UU. –Turquía), -por el pastor evangélico que, antes de los sucesos, había solicitado la residencia en ese país-, el presidente de esta nación Recep Tayip Erdogan, vio la posibilidad de canjear al clérigo por la detención y extradición de Fetullah Gulen, un religioso musulmán autoexiliado en Pensilvania desde hace más de 15 años a quien el gobierno turco acusa de ser el cerebro detrás del fallido golpe de estado.

    Esta solicitud no terminó en absolutamente nada, hasta el momento no se refieren conversaciones al respecto y si en algún momento se tomó en cuenta en realidad.

    Gulen, es un exaliado del mandatario turco quien devino en adversario, y que ha negado reiteradamente cualquier tipo de implicación en el intento de derrocamiento.

    Ante todos estos sucesos Brunson había solicitado ayuda a la administración Trump, indicando: “Le ruego a mi gobierno que luche por mí. Le pido al Departamento de Estado que imponga sanciones. Llamo al presidente Trump: por favor, ayúdeme. Haga saber al gobierno turco que no cooperará con ellos de ninguna manera hasta que me liberen. Por favor, no me deje aquí en prisión”.

    Otras noticias de interés

    Washington no levantará castigo a Turquía inclusive si libera al pastor Brunson

    “Turquía no sucumbirá al chantaje ni a las amenazas”, advierte Erdogan a EE. UU.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...