• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una joven norteamericana de 17 años fue engañada por su madre quien le dijo que se irían de vacaciones a Corea del Sur y terminó presa en una violenta secta que golpea y esclaviza a sus integrantes.

    La mamá de la joven planificó las “vacaciones” de su hija para que supuestamente fuera a visitar a sus familiares en Corea y así descansar de sus amistades y malas influencias norteamericanas.

    La joven, quien fue capturada por su madre mientras fumaba marihuana, llegó a Seúl donde fue internada en la Grace Road Church, un culto cuyo líder fue arrestado en agosto por privar de libertad a sus integrantes y participar de palizas rituales.

    Durante su “estadía” en las instalaciones de la secta, fue privada de sus medicamentos, incomunicada y obligada a escuchar sermones religiosos durante cinco horas.

    Secta

    The Guardian

    La joven junto a su madre comenzaron a vivir en la iglesia, de manera temporal, primero un fin de semana, luego una semana que se convirtió en dos y así siguió la cuenta. Para dormir lo hacían en esterillas en el piso y compartían un pequeño cuarto con otras 12 mujeres.

    La muchacha tuvo un ataque de ansiedad y no quiso salir de la habitación, pero fue arrastrada por tres integrantes que la llevaron hasta el lugar para que escuchara los extensos sermones. El pastor Shin Ok-ju le decía a los otros miembros de la secta que ella tenía un demonio dentro.

    Fue obligada a escuchar los sermones y golpeada, relató al diario británico.

    La joven pudo escapar y llamar desde una tienda a su padre y hermana en Estados Unidos para que la fueran a buscar. La madre entró a la tienda y ella se escondió: “Era como una película de terror”.

    Secta

    The Guardian

    Al día siguiente su hermana, su padre y un tío la fueron a buscar y se fue con ellos. “Ese fue el último día que vi a mi madre”, confesó la muchacha a The Guardian.

    Pero el calvario de la joven no terminó ahí, tuvo que conseguir nuevo pasaporte y cuando iba a regresar, la madre anuló el boleto por teléfono. Finalmente regresó a Estados Unidos y fue internada en una clínica.

    Grace Road Church se negó a hacer comentarios sobre esta historia, pero en un comunicado previamente proporcionado a The Guardian, señala que las palizas, son una forma “perfectamente bíblica” de “reprobar públicamente” a los seguidores que han pecado.

     

    Otras notas de interés

    Consiguen a estudiante de medicina secuestrada en México sana y salva

    (Vídeo) Horror: hombre grababa golpiza que daba a su mujer secuestrada desde hace meses

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...