• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Banda Escuela Pluriétnica de Carurú está conformada por jóvenes indígenas de entre 8 y 21 años de edad, son apasionados, talentosos y, sobre todo, con una riqueza cultural proveniente de 17 etnias con 17 lenguas, costumbres, rituales y tradiciones diferentes entre si.

    Para participar en el Concurso Nacional de Bandas de Paipa, realizado el 29 de septiembre de 2018, viajaron desde la selva colombiana -departamento del Vaupés- hasta Boyacá, durante 28 horas , tras recolectar recursos para financiar su poder asistir.

    Los jóvenes de la Banda Escuela hicieron descalzos  el recorrido del desfile inaugural, tal y como lo hacen en su territorio.

    Víctor Andrés Serna, director de la banda, resaltó que no era la primera vez que llegaban hasta allí, pues han estado en el Concurso cuatro veces.

    En su debut, “los muchachos tenían mucha pena de salir, que la gente los viera, porque todo el mundo estaba vestido y ellos no. Entonces salieron muy tímidos, pero yo les dije: ‘Muchachos, la banda del Vaupés es así, esa es la esencia’ y cuando vieron que la gente los acogía, los abrazaba, bailaba con su música y hasta fotos les pedían, “entonces esa timidez se fue”, relató Serna.

    Este municipio, que fue centro de acopio del frente primero de las FARC y escenario de constantes hostigamientos, asumió la música como un lenguaje de paz y logró que muchos los carurenses se enamoraran de la música sinfónica.

    Apoyo gubernamental

    En el 2010 consiguieron uno de los estímulos del Ministerio de Cultura para levantar la sede, pero la administración municipal puso la mayor parte del presupuesto para culminar el salón.

    Sin embargo, el director todavía debe afrontar algunos desencuentros: “Ellos están perdidos de la hora. Entonces, de repente son las 3:00 de la tarde y para ellos es igual que sean las 4:00 o las 5:00”. Así que el director de la Banda Escuela va de casa en casa diciendo: “Vámonos pa’ la banda porque hay que ensayar”.

    Serna conoció la música indígena y sus estudiantes le enseñaron cómo tocarla para que luego él lograra ensamblarla con otros ritmos folclóricos, como la cumbia o el bambuco, pues para él, el carrizo, el mavaco, el yupurutú y demás ritmos indígenas colombianos.

    Músicos de Argentina, Bolivia y Paraguay reestrenan una pieza musical antigua

    Negros, indígenas, gitanos y discapacitados en la música dramática de la colonia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...