• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    ambulantesEn serios problemas se están viendo los diversos comerciantes callejeros de nuestra ciudad, principalmente por una ordenanza municipal que regula esta actividad y que en 30 días los hará desaparecer del paisaje urbano.

    La Unión.- ¿Quién no ha ido a comprarse una rica ensaladita surtida en Esmeralda? ¿O una sabrosa cabeza de ajo para condimentar nuestros guisos, comprada en Serrano? Al margen de la legalidad o normativa que rige a estos trabajadores, muchos de ellos, sino la mayoría, obtienen su principal sustento de esta actividad. Y todos tienen una familia detrás, que se sostiene en torno al llamado “comercio ilegal”.
    Hace pocas semanas, los comerciantes ambulantes unioninos fueron notificados, vía inspector municipal, de que no podrían seguir trabajando, con un plazo de 30 días para su cese de actividades. La ordenanza municipal que normaliza este comercio busca delimitar y especificar las zonas urbanas en las que se puede desarrollar.
    Ante este problema, el Concejo Municipal, consciente de las dificultades que afrontan las familias unioninas que se sustentan gracias a esta labor y principalmente por el desempleo que hay en la región, realizó una reunión especial para buscar una solución. Dicha reunión fue secreta y aún no trascienden los resultados de dicha resolución. Pero más allá del tabú de dicha tertulia, El Ciudadano averiguó que, como el problema debe ser regulado, la idea será darles a los comerciantes un plazo razonable para que ellos puedan seguir trabajando.
    Ni en la Oficina de Intermediación Laboral, ni en la Inspección del Trabajo tienen soluciones a este preocupante y ciudadano problema. Como señalara Yerthy Arancibia, Inspectora Comunal del Trabajo (S) de la comuna de La Unión, “el motivo principal por el que este sector de la sociedad no está involucrado dentro de los procedimientos, es porque carecen de la figura jurídica de trabajadores dependientes. Por lo tanto nosotros no podemos hacernos cargo de ellos. Además, los costos para realizar estos trámites escapan a sus posibilidades. Yo creo que el problema ahí corresponde a las políticas sociales que fallan en nuestro país”.
    De todos modos, pese a que hasta antes de que se tomara esta medida los comerciantes ambulantes de La Unión no estaban organizados, ellos decidieron hacerlo y formaron una agrupación, para poder acceder a las autoridades con mayor facilidad y Roberto Kauterich, comerciante ambulante de calle Esmeralda, fue elegido su presidente.
    Raúl Aguilera, vendedor de pescados y mariscos, en Esmeralda, señaló que “si nos van a echar va a ser malísimo, yo tengo familia e hijos en el colegio aún y es la única pega que se hacer, mi única fuente de ingresos. A mi edad ya no me dan trabajo… me dicen este viejo ya no sirve para nada.”
    El comerciante de frutas y verduras, Juvenal Cárdenas, nos dice “Yo llevo 33 años trabajando en esto y no tengo ninguna otra posibilidad fuera de la calle. Deben dejarnos laborar. Queremos una solución justa.”
    Como pueden ver, amigos ciudadanos, los más necesitados pagan los platos rotos de un sistema que no les entrega herramientas y menos respuestas. Mientras tanto, el Concejo Municipal prepara una respuesta. Pero esperemos con calma la solución de este conflicto, porque El Ciudadano estará atento…

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...