Rapa Nui protesta 2015

El pueblo Rapa Nui y la isla del mismo nombre siempre han sido tratados como un botín de guerra. El Estado de Chile ha impuesto en la isla un régimen colonial, contra lo dispuesto en el Acuerdo de Voluntades de 1888 entre Policarpo Toro y el rey Atamu Tekena.

Cuando hablamos de colonialismo significa que los Rapa Nui ya no gobernamos nuestra propia tierra. En muchos aspectos somos tratados como inmigrantes. Durante generaciones hemos tratado que nos devuelvan territorio y aguas. Después de años de lucha, de prisión y represión contra nuestro pueblo, aún falta mucho por avanzar.

Uno de los objetivos más importantes del pueblo Rapa Nui no es solo nuestros derechos históricos sobre la isla, sino que los Rapa Nui podamos vivir y trabajar en la isla. Para nosotros es importante que instituciones como la Gobernación, la Conaf, la fiscalía, el Hospital, las escuelas, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), etc., tengan funcionarios y trabajadores Rapa Nui, pues de lo contrario los profesionales de las familias isleñas estarán obligados a “exiliarse” en el Continente, y nuestro pueblo se extinguirá poco a poco.

Nos asombra que la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección de Aeronáutica Civil (ANFDGAC), haya presentado un recurso de protección contra el traslado de funcionarios de la DGAC desde la isla al continente. Ellos señalan que la medida se debe a persecución a los líderes del paro aeroportuario. Pero nosotros hemos pedido reiteradamente que los profesionales y técnicos Rapa Nui ocupen tales puestos, mientras que los reubicados mantendrán sus trabajos, pero en el continente.

Entendemos y apoyamos la justa lucha de los trabajadores chilenos, que también es nuestra lucha como trabajadores isleños. Pero la redestinación de funcionarios chilenos mantendrá sus puestos, y dará oportunidad a que personas Rapa Nui puedan ocupar los cargos vacantes en la isla. Esa ha sido nuestra solicitud permanente a la gobernación provincial.

La mayoría de los trasladados no son Rapa Nui, ni tienen familia Rapa Nui, y por tanto tienen su hogar, su origen, en el continente. La isla no debe ser destino permanente para personas que no tienen familia ni origen Rapa Nui. Que exista una mayoría de continentales en la DGAC, tiene un sólo nombre: colonialismo puro y duro, racismo, discriminación arbitraria.

Lamentamos que la ANFDGAC apoye en los hechos, la vulneración de los derechos humanos individuales colectivos de nuestro pueblo. Nos duele que su demanda evite que las familias Rapa Nui puedan disfrutar de los suyos, nos duele que abonen a la extinción de nuestra cultura.

Lo que nos preocupa más todavía es que el Presidente de la ANFDGAC, José Pérez Debelli, se postula como Presidente de la ANEF, y se le considera sucesor de su actual líder, Raúl de la Puente.

Lamentaríamos profundamente, como pueblo Rapa Nui, que la ANEF fuera liderada por un dirigente que haya colaborado con la estrategia colonial del Estado chileno, contra los derechos indígenas.

Esperamos de corazón, por la supervivencia de nuestro pueblo, que la Corte de Santiago y la Corte Suprema rechacen la demanda de la ANFDGAC, para que el pueblo Rapa Nui pueda disfrutar, sin vulneración alguna, los derechos humanos que por justicia histórica nos reconoce la ley y el derecho internacional.

Rafael Tuki Tepano
Consejero Rapa Nui ante la Conadi

Imagen: Archivo

Loading...
No Hay Más Artículos