• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El 2 de septiembre fue presentado al sistema de evaluación ambiental un proyecto inmobiliario para el Fundo El Panul. De acuerdo a los antecedentes de la ficha se señala lo siguiente: En la superficie desarrollable (69,53 Hás.) se contempla la construcción de 1.370 viviendas de alto estándar, 1.157 viviendas, 18 edificios de 5 pisos y 4 edificios de 4 pisos, viviendas con valores que fluctúan alrededor de 3.500 U.F., los terrenos de las viviendas individuales son de aproximadamente 300 m2 y con un promedio de 115 m2 construidos en dos plantas. Esta enorme intervención en este paraíso natural de la precordillera de Santiago implica un ecocidio y la confirmación que para los gobernantes pesan más los intereses particulares que el bienestar general. ¿Cómo se puede promocionar tanto el Plan de Descontaminación de Santiago, si los pocos bosques que tenemos son arrasados por las inmobiliarias, en forma completamente ilegal, y sin que el Gobierno muestre el más mínimo interés en evitarlo?. Es sabido que las zonas en disputa no sirven para el desarrollo de proyectos inmobiliarios, puesto que de hacerse, podrían ocasionarse impedecibles tragedias.

    Recapitulemos: Con el objetivo de poteger el bosque Panul se  constituyó el 19 de noviembre del año 2006  a Red Ciudadana por la Defensa de la Precordillera. En sus inicios integraban esta Red las juntas de vecinos de Santa Teresa, El Esfuerzo, Las Lomas, Las Perdices, Lo Cañas, Santa Sofía, Asociación de Propietarios de Macul Alto, todas de la comuna de La Florida. Se han adherido a la Red importantes organizaciones como CODEFF y Defendamos la Ciudad.  Tenemos como objetivo general la conservación de la fauna y flora del piedemonte metropolitano, y como objetivo particular la conservación del bosque esclerófilo que se encuentra en el Fundo El Panul en el piedemonte de La Florida.  Para ello nos basamos en el artículo 19 del Capítulo  III de la Constitución Política del Estado, que en su párrafo 8 garantiza a todos los habitantes:
    “El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza.
    La ley podrá establecer restricciones específicas al ejercicio de    determinados derechos o libertades para proteger el medio ambiente;”
    El artículo 19 número 24, asegura el derecho de propiedad sobre toda clase de bienes, pero reconoce límites a su ejercicio amparados en  su función social, la que a su vez, incluye la “conservación del patrimonio ambiental”. En este sentido, se posibilita restringir el derecho de propiedad con miras a la protección del medio ambiente y de la biodiversidad.

    En la Región Metropolitana 15 de las 34 comunas tienen menos de 1 m2 de área verde por habitante . La Organización Mundial de la Salud recomienda 9m2 para una buena calidad de vida.  De las 6000 hectáreas de áreas verdes existentes en la región metropolitana, el 60% no está terminado.
    El bosque del Fundo El Panul puede convertirse en el gran área verde que La Florida y Santiago necesitan.  Tiene la ventaja de encontrarse a no más de 15 minutos de las líneas 4 y 5 del metro.

    Muchas familias de La Florida y Santiago tienen el mall como destino habitual para sus paseos de fin de semana.  Para ellas, la Cordillera es  naturaleza lejana e inaccesible.
    El bosque del Fundo El Panul  acerca la gente a esta montaña desconocida.

    Los niños y jóvenes de La Florida y Santiago reciben educación ambiental mayoritariamente por medio de videos, películas  o libros, sin vivencias directas. El bosque del Fundo El Panul permite ver, tocar, escuchar, oler  fauna y flora vivas y cercanas.

    La Florida y todo Santiago sufren  graves problemas de contaminación atmosférica.  Este año se incrementaron los episodios de alerta y preemergencia ambientales. El bosque en su follaje captura el material particulado en suspensión, absorbe el dioxido de carbono y entrega oxígeno todo el año pues no pierde sus hojas. Retiene el suelo impidiendo que llegue a la ciudad como barro que luego respiramos como parte del material particulado fino que tanto daño provoca.

    La preocupación por el calentamiento global se impuso en la agenda internacional.
    Los bosques desempeñan un papel incalculable en frenar este proceso.  Ya no sobra ni un solo árbol en nuestro planeta tierra.

    Cada año son más  las comunas que sufren inundaciones por escurrimiento de las aguas lluvias de las zonas precordilleranas, impermeabilizadas por una urbanización descontrolada y desconsiderada.
    El bosque con su capa vegetal actúa como una verdadera esponja.

    El piedemonte con sus profundas quebradas y grandes  pendientes es escena de fenómenos de remoción en masa, tal como hemos visto en mayo de 1993 con los aluviones generados en el Maciso de Ramón, especialmente el de la quebrada de Macul producto del cual murieron 28 personas.
    El bosque juega un rol importante en la atenuación de estos fenómenos. Absorbe grandes cantidades de agua,  evita la erosión del suelo y puede retener los flujos de barro y piedras.

    La Intendencia Metropolitana y la Conama tienen previsto, en sus planes de descontaminación atmosférica de la región metropolitana, la creación de 1800 hectáreas de nuevas áreas verdes.   Estas deberán ser conformadas en un 40%-50% por especies nativas .  Se están reforestando cerros  con  árboles nativos de 40 cm que necesitan de mucho cuidado y agua para sobrevivir.

    El bosque del Fundo El Panul es un bosque consolidado, con árboles de 6 metros de alto que no necesitan ningún cuidado, salvo el de ser salvado de su destrucción. El  fundo El Panul pertenecía a Bienes Nacionales hasta 1988 cuando fué vendido a  don Vicente Navarrete por el equivalente al valor de una citroneta en aquellos dias.

    Tiene unas 850 hectáreas y está ubicado en el piedemonte de la comuna de La Florida. En su límite oriente se encuentra el cerro Minillas de 2400 metros de altura y de gran pendiente: entre su cumbre y el piedemonte hay unos 1000 metros de diferencia en altura. Este cerro entrega sus aguas a la quebrada de Lo Cañas. En condiciones de lluvia intensa  los detritos se deslizan a unos 18 metros por segundo hacia la ciudad . Al interior del fundo hay quebradas con vegetación frondosa que han sido capaces de contener estos deslizamientos de tierra.

    Este bosque está compuesto principalmente por quillayes y litres, hemos encontrado michay, trevo, crucero, algunos espinos añosos con troncos de unos 50 cm de diámetro, romerillo y plantas pequeñas como la alstroemeria Flor de Gallo, añañucas, vinagrillo que florece en plena época seca. En su límite noreste hay varios ejemplares de guayacán, especie endémica declarada  vulnerable. Hemos visto cernícalos, aguiluchos, pitíos, lechuzas, turcas, grandes grupos de tordos, tencas, y aves pequeñas como chercanes, viuditas, tijerales, canasteros, chincoles y zorzales. Después de la nevazón del invierno 2007, vimos una pareja de cóndores volando sobre el bosque.
    El fundo colindante al sur está siendo urbanizado y hay acceso libre. Desde hace un tiempo se ha hecho popular entre los practicantes de motocros y ciclismo montañero, impactando fuertemente a las aves por el ruido y al terreno y la flora por la erosión. Algunos ya han descubierto cómo entrar al bosque de El Panul.

    Como pasos para preservar este bosque y proteger y recuperar las zonas aledañas, la RED CIUDADANA POR LA DEFENSA DE LA PRECORDILLERA se ha sumado a la propuesta hecha por los científicos Federico  Luebert, Gabriel Lobos y Vladimir Hermosilla de crear la categoría Parque Regional dentro del SNASPE y que el piedemonte andino se transforme en un Parque Regional para Santiago .

    Ésto sería un avance en pos del cumplimiento del Convenio Internacional de Protección a la Diversidad Biológica firmado en 1994 por el gobierno en las Naciones Unidas y ratificado por el senado, por lo que es ley de la República.  Este convenio que no ha sido respetado y  fue motivo de un informe internacional negativo respecto del desempeño ambiental de Chile en el 2005 por la CEPAL.

    Invitamos a quienes quieran conocer este bosque a contactarnos al correo electrónico [email protected] y a visitar nuestra página www.redprecordillera.cl

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...