INDH: Cuoteo político traba arranque de nueva etapa

Hace semanas que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) intenta cerrar la composición del nuevo Consejo de la institución para definir su nuevo director o directora, que liderará la nueva etapa para el período 2016-2019. Tras las incorporaciones de cuatro nuevos consejeros, aún queda pendiente la designación de un quinto integrante, que sería necesario para elegir el nuevo director o directora de la institución.

Un acuerdo político en la Cámara Alta establece que la propuesta para la vacante corresponde a la oposición, concretamente a la UDI, que pretende designar al decano de Derecho de la U Católica, Carlos Frontaura, quien repetiría como consejero en la segunda etapa del INDH.

carlos-frontaura

Frontaura hace meses que se trabaja el cargo. Ya el pasado mes de junio acudió a la comisión de Derechos Humanos del Senado para exponer ante su posible designación. La comisión aprobó su nominación y, en teoría, después de su comparecencia, la sala de la Cámara Alta tendría que haberlo designado. Pero la votación en el Senado se dilató por semanas y todavía hoy está por celebrarse.

El principal obstáculo para dar luz verde a la candidatura del abogado recae en un sector de la Nueva Mayoría. Mientras desde la DC tienen claro su apoyo al decano de Derecho la U Católica, varios parlamentarios de los otros partidos de la coalición comparten y defienden la posición de la Fundación Iguales -inscrita en el instituto- que se opone a la dirección de Frontaura porque considera que “no tiene los méritos suficientes para estar en el Consejo porque no va a velar por los derechos humanos de todas las personas“, señaló a El Ciudadano el presidente de la fundación, Luis Larraín.

Desde Iguales critican “la postura contraria a los derechos de las personas de la diversidad sexual” que sostiene el abogado: “Dijo a las personas del Consejo que la homsexualidad es un pecado, y defendió la realización de un seminario en la U Católica sobre terapias para ‘reparar’ la homosexualidad”, apuntó Larraín.

El presidente de la organización rechazó también el sistema de cuoteo para elegir a los consejeros: “Su designación se da simplemente por ser un cupo de la UDI sin mayor escrutinio, sin control social sobre sus méritos”. Y agregó: “Nosotros apuntamos a que se busque otro nombre. Dentro de la UDI podría haber personas con una visión menos sesgada y más universal de los ddhh”.

Hasta que el Consejo del INDH defina su sucesión, es Miguel Luis Amunátegui quien está al frente de la dirección interina del organismo. Sin embargo, el abogado anunció que la votación se llevará a cabo sin definir el quinto consejero porque “la demora” del Senado está afectando la elección del nuevo director.

Posibles candidatos

Entre los nombres propios que estas semanas dan vueltas en los pasillos del INDH están los de Carolina Carrera, psicóloga de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, presidenta de Corporación Humanas, y con una larga trayectoria en derechos de las mujeres y la justicia de género; y Consuelo Contreras, trabajadora social de la U de Chile, fundadora y directora ejecutiva de la Corporación Opción con larga trayectoria en materia de derechos de la infancia. Ambas son figuras cercanas a la exdirectora Lorena Fries.

Junto con ellas, suena también José Aylwin, abogado especialista en derechos humanos, miembro de la  Comisión Chilena de Derechos Humanos entre 1984 y 1993, y director del Instituto de Estudios Indígenas de la UFRO entre 1994 y 1997.

Nuevos  consejeros

Con la salida de la exdirectora Lorena Fries, quien lideró el INDH desde sus inicios en 2010 hasta el pasado mes de julio, abandonaron su cargo los consejeros Claudio González, Roberto Garretón, Carlos Frontaura y Manuel Núñez, mientras que los otros seis consejeros y consejeras seguirán en sus funciones hasta el año 2019.

Entre los nuevos miembros del Consejo figuran Margarita Romero, de la Asociación por la Memoria y los DDHH Colonia Dignidad; y Branislav Marelic, presidente de la Corporación Fundamental;  ambos elegidos por las organizaciones de la sociedad civil inscritas en el registro del INDH (agrupaciones de detenidos desaparecidos, entidades indígenas y el Movilh, entre ellas). También designaron a Debbie Guerra y Eduardo Saffirio. La primera fue nominada por la presidenta Bachelet por el periodo 2016-2022. Y el segundo lo escogió la Cámara de Diputados.

Los estatutos y reglamentos del INDH establecen que los consejeros duran seis años en sus cargos y el Consejo debe renovarse parcialmente cada tres. En esta ocasión correspondió renovar a dos de los consejeros elegidos por la sociedad civil, uno de los elegidos por la Cámara de Diputados, uno de los elegidos por el Senado y uno de los que designa la Presidencia.

Meritxell Freixas

 

 

4,169,545FansMe gusta
114,819SeguidoresSeguir
290,219SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Comienza segunda vuelta de elecciones presidenciales en Ucrania

En la primera vuelta de las elecciones, celebrada el pasado  31 de marzo, Zelenski consiguió más del 30 % de los sufragios, pero no logró...