• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El canal “de todos los chilenos” parece no tener límites si se trata de manipular la información. No es el caso analizar el historial de omisiones y mentiras en las que ha incurrido este medio, que por lo numerosas podrían acabar con la disponibilidad de nuestro servidor y/o con el tiempo de nuestros lectores. Pero si nos gustaría detenernos en lo informado respecto del paro en curso de trabajadores fiscales.

    En el desinformativo de las 21 horas, de este 11 de noviembre, TVN dedicó sólo dos minutos al paro de estatales, a pesar de ser la huelga de trabajadores públicos más maciza que se recuerde desde el inicio de la transición a la democracia.

    No importó que en al menos tres ciudades se reunieran cerca de 10 mil personas a protestar –Valparaíso, Concepción y Santiago- ni que paralizaran más de 200 mil personas sus labores a los largo de todo el país. No interesó conocer los motivos de la protesta que generó la unión de 15 gremios de trabajadores incluyendo a todos los de la salud, los trabajadores municipalizados, el Colegio de Profesores y la poderosa ANEF. Nada se dijo de la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores por la galopante inflación y lo exigüo de los aumentos de sueldos de los últimos años. Ni del deterioro de las condiciones de trabajo fruto del deliberado intento gubernamental de destruir el servicio público para privatizarlo.

    Lo único que le importó a este canal es la repetida temática -que ya parece de libreto- que ve toda huelga desde la perspectiva de “las numerosas molestias que provocó a los usuarios”, tras lo cual siempre muestra a los voceros de Gobierno desacreditando la movilización. Nada dijo este canal -que en términos de mentiras por minuto nada tiene que envidiarle al TVN de Augusto Pinochet- de los numerosos subsidios que en este mismo momento -en que se mesquina un aumento a los trabajadores- está entregando el Estado de Chile a grandes empresas chilenas y extranjeras. Ejemplo: los 250 millones de dólares que acordó regalar CORFO la semana pasada a la tóxica industria salmonera.

    Esto, a pesar de que esta industria ha provocado la muerte de decenas de trabajadores a los que obliga a sumergirse a 40 y hasta 50 metros de profundidad con equipos que sólo permiten hacerlo hasta los 20 metros. La salmonicultura ha obtenido miles de millones de dólares en ganancias gracias a que los neoliberales gobiernos de la Concertación no cobran nada por el agua que utilizan. Peor aún: El Estado les subsidia gran parte del sueldo que pagan a sus trabajadores a través de subsidios Simce y beneficios CORFO. Nada ha dicho TVN, el canal de todas las mentiras, de estas molestias que ocasionan la salmonicultura ni del hecho que las salmoneras han contaminado todo el mar interior Chiloé. Eso no es noticia para este canal que es manejado por la Concertación y la derecha, lo que es reflejo del falso consenso alcanzado por Patricio Aylwin y Pinochet en el inicio de la transición.

    Que poco habla TVN de la pérdida de los ahorros de los trabajadores chilenos que cotizan en AFP que en el caso de los que están en el fondo A, alcanzan a poco menos del 50% del total de sus ahorros. Estas “molestias” no le interesan al Departamento de Prensa del canal estatal. Nunca dice TVN -aunque debería ser motivo de titulares- que las AFP’s se han quedado con 18 de los 54 mil millones de dólares cotizados por los trabajadores chilenos sólo por concepto de comisiones.

    Las molestias que provocan las grandes empresas, como la contaminación de casi todos los ríos del norte de Chile provocada por la minería poco le importa al canal estatal. Tampoco le importa que las empresas celulosas hayan contaminado el Golfo de Arauco ni que quieran hacer lo mismo con el borde costero lafquenche en la zona de Mehuín. Esta claro: este canal es un aparato de propaganda de la oligarquía basurista chilena que está destruyendo gran parte de los territorios del país con su silencio cómplice y el de otros medios de la “gran prensa chilena”.

    Ya sabemos entonces cuál será el enfoque de esta noche en TVN: “El paro de trabajadores públicos continuó provocando enormes molestias….” Nada se dirá de los fundamentos del paro, ni del sentir de los movilizados.

    En el proceso de transformación que deberá experimentar nuestro país en los próximos meses y años, se hace indispensable intervenir este canal y democratizarlo. La información no puede ser tergiversada según el antojo del sector que controla este canal, que es el mismo que controla la banca, la educación, la salud privada, el sistema de pensiones…

    ¡Feikameten!

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...