• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vecinos de Pudahuel y Estación Central realizaron una concurrida manifestación ayer domingo en el área verde fiscal localizada en la esquina de las Avenidas Las Torres y Laguna Sur, límite de dichas comunas, en rechazo al intento del gobierno de construir edificios en ese terreno que no los admite.

    Centenares de vecinos, acompañados por el diputado Gabriel Silber y 2 concejales de Pudahuel, con el apoyo técnico de la Fundación Defendamos la Ciudad, se expresaron con molestia ante el deseo del gobierno de construir en ese terreno de 2 hectáreas, definido como área verde en el Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS), 5 edificios con 264 departamentos, vulnerándose así el marco regulatorio urbanístico vigente en la ya colapsada región metropolitana.

    Los vecinos fueron sorprendidos con una intempestiva visita efectuada el 22 de agosto pasado al lugar de los hechos por parte del presidente Piñera, quien llegó acompañado del alcalde UDI, Rodrigo Delgado, de Estación Central y de la diputada UDI, Mónica Zalaquett. Esta delegación de gobierno, que llegó al lugar con abundante fuerza de Carabineros, tanto uniformados como civiles, no permitió a la comunidad congregada que formularan preguntas sobre la naturaleza del proyecto.

    Iván González, representante de las 8 Juntas de Vecinos que se oponen a esta intervención, dijo que “estábamos convencidos que el presidente Piñera y sus acompañantes políticos habían ido a nuestro sector a anunciar el inicio de las obras del Parque Las Torres en el sitio de 2 hectáreas que nunca se ha materializado como área verde. Nos defraudó cuando en su discurso no dijo nada acerca del parque que tanto necesitamos para nuestros hijos y nietos y para nuestros abuelos y nos molestó sobremanera, cuando empezó a hablar de que su decisión era construir edificios que aumentarán fuertemente la densidad habitacional de la zona, teniéndose en cuenta que solo existe una línea troncal del Transantiago, la que no da abasto para movilizar a los actuales habitantes del sector. El gobierno sabe mejor que nadie que tenemos un tremendo déficit de áreas verdes, que la calidad del aire es mala y que en los horarios punta la congestión vehicular es insoportable, razones más que suficientes para que rechacemos con convicción la consecución de ese proyecto inmobiliario. En el evento de que el gobierno, una vez más, no escuche a los ciudadanos, nos veremos las caras en los tribunales de justicia ya que la Ordenanza del PRMS es muy clara y nadie la puede violar”.

     El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...