• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las ventas de crudo venezolano a Estados Unidos disminuyeron a 494.400 barriles por día (bpd) en julio, tras subir durante los tres meses previos, revelando el impacto de las incautaciones de activos contra la petrolera estatal PDVSA, según datos de Thomson Reuters.

    Julio fue el primer mes en que las exportaciones de crudo a Estados Unidos cayeron por debajo de 500.000 bpd desde el período enero-marzo, aunque Venezuela sigue siendo uno de los principlaes proveedores de crudo de la nación norteamericana.

    Los volúmenes en julio fueron un 12% más bajos que el mes anterior y un 22,5% menores que el mismo mes del año pasado, según los datos a los que tuvo acceso la agencia Reuters.

    En mayo, la petrolera estadounidense ConocoPhillips  comenzó a embargar activos extranjeros de PDVSA, en un intento por cobrar un arbitraje de 2.000 millones de dólares.

    Sus acciones legales han dejado a PDVSA sin acceso a la mayoría de sus terminales en el Caribe, restringiendo las ya menguantes exportaciones de la compañía.

    ConocoPhillips ha interpuesto demandas para incautar activos de PDVSA. Foto: Web

    La mayoría de los clientes de PDVSA en Estados Unidos, donde los flujos de petróleo venezolano también se han visto afectados en el último año por las sanciones financieras impuestas por Washington, ahora están recibiendo menos barriles.

    En julio, 30 cargamentos de crudo venezolano llegaron a los puertos de Estados Unidos, en comparación con los 33 de junio.

    Además, en el último mes se enviaron solo dos embarques de crudo venezolano desde la isla caribeña de Aruba, donde la unidad de PDVSA, Citgo Petroleum, opera una terminal petrolera.

    Un tribunal de la isla congeló en mayo temporalmente los inventarios de PDVSA y varios cargamentos petroleros, atendiendo un pedido de Conoco, pero semanas más tarde permitió a la filial reanudar sus operaciones normales.

    Desde mediados de junio no se envía crudo venezolano a Estados Unidos desde Curazao, Bonaire o San Eustaquio, islas vecinas del Caribe que PDVSA utilizaba para refinar, almacenar y enviar petróleo.

    Citgo es el segundo comprador de crudo venezolano desde EE. UU.. Foto: Web

    El mayor importador de crudo venezolano en Estados Unidos el mes pasado fue Valero Energy, que ha logrado aumentar las importaciones de petróleo venezolano en los últimos meses aun en medio de la crisis de exportaciones del país. El segundo principal importador fue Citgo.

    Incluso, en medio de la caída de exportaciones, los envíos a Estados Unidos de petróleo crudo diluido (DCO), elaborado con petróleo extrapesado venezolano y nafta importada, continuaron aumentando en julio a 252.820 bpd, lo que sugiere una producción limitada de crudo mejorado en la principal región productora de crudo de Venezuela, la Faja del Orinoco.

    PDVSA ha sorteado parcialmente el efecto de la incautación de sus activos en el Caribe mediante la transferencia de crudo entre barcos en altamar y el despacho de embarcaciones desde la vecina Cuba. Pero la compañía está cumpliendo con menos del 60% de sus obligaciones de suministro a clientes.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...