• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El hallazgo de un perro labrador color negro le cambio el fatídico destino a un hombre de pasar 50 años en la cárcel por supuesto abuso sexual a una menor de edad, pena que ya había comenzado a cumplir.

    La historia, reseñada en varios medios, señala que Joshua Horner, un plomero de 42 años y oriundo del pueblo de Redmond (Oregon, noroeste de EE.UU.), fue acusado de agresión sexual a una menor.

    Durante el juicio, la joven testificó que Horner había amenazado con disparar a sus animales si ella acudía a la policía a denunciar los hechos, y dijo que había matado a su perro para demostrarlo, indica AP.

    En abril de 2017, un jurado de Oregon —uno de los dos estados de EE.UU. donde los jurados pueden dictar condenas no unánimes en casos criminales— determinó la culpabilidad de Horner sin alcanzar un consenso, con base en las palabras de la presunta víctima y sin pruebas de ADN ni testigos presenciales, señala RT.

    El hombre insistió a las autoridades que la mascota seguía viva aunque no pudo demostrar su paradero. Fue entonces cuando contactó a Oregon Innocence Project, organización que ayuda a convictos inocentes.

    Lucy estaba con nuevos dueños. Foto: Oregon Live

    Al tiempo, la fundación dio con el destino de Lucy – nombre del animal- que se encontraba con otros dueños a 300 kilómetros de Redmond.

    “El perro Lucy no fue baleado. Está vivo y sano”, ha asegurado la oficina del fiscal en un comunicado.

    Una Corte de Apelaciones había anulado anteriormente la condena y había ordenado un nuevo juicio, al considerar que la defensa no había podido presentar una prueba de la inocencia del acusado (que nada tiene que ver con el perro).

    Pero el juez, una vez escuchado al fiscal, decidió este lunes anular el nuevo juicio y dejar libre a Horner, señala AP.

    Foto: Oregon Live

    “Este es un día que no estaba seguro de que iba a ver (…) hoy salgo de aquí como un hombre libre”, expresó Horner, al ser liberado el 3 de agosto, tras pasar 18 meses en prisión, según informa Oregon Public Broadcasting, referido por RT.

    El fallo a favor de Horner no especifica si hubo o no abuso sexual. La defensa de la presunta víctima —que previamente había presentado una denuncia falsa de abuso contra la esposa de Horner— afirma poseer evidencia no relacionada con el perro.

    Protección canina: Collares luminosos evitarán que perros callejeros sean arrollados

    ¿Cómo piensan los perros? El nuevo objetivo de un grupo de científicos estadounidenses

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...