• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    carlos-larraín3Carlos Larraín había estado desparecido de la escena política y pública un tiempo, luego de que su hijo, Martín Larraín, atropellara y diera muerte a Hernán Canales en Curanipe el 18 de septiembre de 2013, dándose a la fuga del lugar.

    Las legítimas dudas ciudadanas sobre la intervención del exsenador y expresidente de RN en favor de su hijo encontraron asidero cuando Martín Larraín terminó siendo finalmente absuelto en un segundo juicio en diciembre de 2014 -en el primero había sido condenado a 540 días de presidio remitido-, lo que no ocurrió con sus dos acompañantes, quienes sí fueron condenados por obstrucción a la justicia.

    La jueza Claudia Mora aseguró que no se pudo probar que Larraín conducía en estado de ebriedad y lo absolvió igualmente de huir del lugar, planteando que “hizo los llamados de emergencia” a través de sus amigos.

    Se cerró así ese proceso en favor de la familia Larraín, por lo que era cuestión de tiempo que el exsenador volviera a la primera línea de la política, lo que hizo este fin de semana cuando en las elecciones internas de Renovación Nacional se instaló como nuevo vicepresidente de la lista de continuidad del secretario general Mario Desbordes, conformada además por los senadores Alberto Espina y Baldo Prokurica.

    Fue un “aprovechamiento político grosero”

    En enero de 2016, Carlos Larraín se refirió al atropello en una entrevista en Las Últimas Noticias, señalando que si bien su hijo había cometido “un error gravísimo (…) no dejó botado al muerto, no lo dejó desangrarse a la orilla del camino. Esa es la verdad judicial definitiva”.

    Martín Larraín

    Martín Larraín

    Para él todas las acusaciones que surgieron en medio del proceso judicial fue parte de un “aprovechamiento político grosero” por parte de la izquierda. “Me machucaron mucho por plantarle la cara a la izquierda, porque les hablaba clarito”, dijo. “Pegarle a un joven que está empezando la vida, para pegarme a mí, fue una cosa muy triste que me ha tenido muy golpeado durante mucho tiempo”, añadió.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...