• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Uno de los objetivos confesos del presidente Donald Trump desde que llegó a la Casa Blanca es agudizar el bloqueo contra Cuba y poner más obstáculos a las relaciones bilaterales entre ambas naciones.

    Para ello, desde mediados de 2017, usa la excusa de unos supuestos “ataques sónicos” contra funcionarios de su Embajada en la isla para atacar al Gobierno cubano y, mediante expulsiones y retiros, afectar el trabajo de las misiones diplomáticas.

    Mediante un comunicado, publicado este jueves 29 de noviembre, el Gobierno cubano La Habana denunció una maniobra de Washington para culparlos de obstaculizar el otorgamiento de visas para los funcionarios designados en su Embajada en el país caribeño.

    Del supuesto “ataque sónico” en la sede diplomática no hay pruebas. Foto: Reuters.

    “En los últimos meses, el Departamento de Estado ha ido generando un nuevo pretexto para afectar las relaciones diplomáticas, relacionado con el proceso de otorgamiento de las visas diplomáticas y oficiales que requiere el personal de las respectivas embajadas”, advirtieron en un comunicado de la Cancillería.

    De acuerdo con las cifras que maneja la administración cubana, desde septiembre de 2017 otorgaron 105 visados y negaron uno en reciprocidad a las medidas del Departamento de Estado, mientras que EE. UU. ha concedido 26 y denegado seis.

    “Se trata claramente de un comportamiento desbalanceado y ajeno a las normas de reciprocidad que constituyen práctica esencial en las relaciones diplomáticas”, agregaron.

    Trump hace todo lo posible por boicotear las relaciones diplomáticas. Foto: Web.

    Desde la isla, indicaron que acusarlos de generar una “situación insostenible para el funcionamiento de la Embajada de EE. UU. constituye una flagrante distorsión de la verdad”.

    La novela estadounidense de los “ataques sónicos” en la sede diplomática de la isla comenzó a finales de 2016, cuando tres agentes de inteligencia presentaron pérdida de audición, mareos, dificultad para mantener el equilibrio, problemas de visión y para conciliar el sueño, jaquecas y deterioro cognitivo por razones desconocidas, reseñó El País.

    Luego, otros diplomáticos reportaron sensaciones similares, supuestamente, tras escuchar “un agudo y fuerte sonido”, lo que llevó a que, a finales de 2017, el Departamento de Estado ordenara el retorno de 80 miembros de su personal diplomático y hablara de “ataques de naturaleza desconocida”.

    EE. UU. agudiza bloqueo contra Cuba y sanciona a 26 empresas

    Llamado internacional: Senadores franceses exigen a EE. UU. poner fin al bloqueo contra Cuba

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...