• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    grafico-irak-619x348

    En declaraciones efectuadas ayer durante una visita a la nave principal del comando naval USS Blue Ridge, el secretario de Defensa Ash Carter insistió en que las batallas políticas en curso dentro del gobierno iraquí, no afectarán de ninguna manera los esfuerzos que se están realizando para apurar la guerra de Estados Unidos contra ISIS en suelo iraquí.

    “Vamos a acelerar la campaña militar tan rápido como podamos”, declaró Carter. Se cree que la participación de Estados Unidos en esta escalada va a incluir un número significativamente mayor de tropas de tierra, junto con la introducción de helicópteros de ataque Apache.

    Al hablar de este nuevo despliegue, que se mantiene independiente de la situación política iraquí, Carter es totalmente irracional, ya que el primer ministro iraquí, Abadi, autorizó un número de 3.870 tropas terrestres de Estados Unidos en sus territorios, pero el Pentágono está hablando abiertamente de tener cerca de 5.000 soldados en Irak.

    Carter, Jefe del Pentágono.

    Carter, Jefe del Pentágono.

    Y, en palabras de Carter, cuanto más “aceleración”  tengan podrán poner más presión sobre Abadi para que haga algo que demuestre que el acuerdo de combatir al ISIS tiene algún significado.

    Los dichos de Carte, también socavan gravemente los comentarios del Secretario de Estado, John Kerry, quien estaba en Irak el viernes pasado, donde insistió en que no se conversó, en lo absoluto, de la adición de las tropas porque Abadi no las ha pedido.

    Claramente, los diseños de los Estados Unidos en la continuación de esta afrenta militar se están llevando a cabo con independencia de las solicitudes de Abadi, pero la publicidad que hace Carter acerca de estos hechos sólo daña la credibilidad  de Abadi y y de Kerry.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...