• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Canal 13

    Sebastián Piñera se sentó el martes por la noche frente a Mario Kreutzberger en el programa ‘¿Qué le pasa a Chile?’ del Canal 13 para sometese a preguntas sobre sus cuatro años de gobierno, las reformas impulsadas por Michelle Bachelet, y para ofrecer su punto de vista acerca del futuro del país. La entrevista dejó respuestas que pueden resultar hasta chistosas teniendo en cuenta que las emite el ex persidente de Chile con menor aprobación de la historia.

    Sobre los cuatro años en los que estuvo al timón del país, Piñera reconoció sus bajos niveles de popularidad y haber errado en la forma en que hicieron el censo, pero se justificó escudándose en la herencia recibida y en la acumulación de desafortunados sucesos que desestabilizaron su gobierno: “Recibimos un país en recesión, tuvimos que enfrentar un terremoto devastador, gobernamos en medio de una crisis económica internacional, tuvimos que enfrentar una sequía que ya lleva siete años“, argumenta el ex mandatario para evadir responsabilidades sobre el rechazo popular a sus cuatro años de gobierno.

    Piñera afirmó que pese a todas las dificultades que tuvieron que enfrentar, se siente orgulloso del periodo en que ostentó la presidencia del país, pues, justifica, Chile “consiguió duplicar la capacidad de crecimiento, crear un millón de empleos, mejorar salarios, reducir a la mitad la pobreza y reducir la delincuencia“.

    En cuanto al momento actual que atraviesa el país, el ex mandatario reconoció que es una etapa de crisis, desconfianza e incertidumbre pero que “no es una crisis que no podamos enfrentar ni resolver“. Piñera habló de un cambio de la ciudadanía, que cada día es más exigente porque está más informada y es “más consciente de sus derechos, más demandante de soluciones y también más impaciente“.

    No supimos leer comprender, anticiparnos y adecuarnos a esta realidad. Y esto ha producido un distanciamiento, una desconfianza, una rebelión de la ciudadanía frente a los poderes“, declaró Piñera.

    A la hora de hablar de la situación actual que atraviesa el gobierno de Michelle Bachelet, el ex presidente con menor aprobación de la historia declaró: “Yo creo que Chile va por mal camino, y lo debo decir porque es mi obligación“. Piñera calificó de “duro golpe” la reforma tributaria impulsada por Bachelet y criticó la reforma educacional por privar a los padres y las madres “del derecho y el deber de ser protagonistas en la educación de sus hijos“.

    Mario Kreutzberger quiso saber también cuál era la opinión de ex presidente sobre las medidas propuestas por Bachelet para combatir la corrupción regulando las relaciones entre la política y los negocios. Piñera reconoció que la propuesta le parece positiva pero que requiere un proceso de perfeccionamiento ya que, como afirmó el ex presidente, la legislación regula el financiamiento de las campañas durante los 90 días en que supuestamente se llevan a cabo, pero “todos sabemos que las campañas duran mucho más antes y mucho más después“, declaró el ex mandatario.

    El que fuera presidente de la República de Chile entre los años 2010 y 2014, aseguró que no tiene intención alguna de volver a presentarse a las elecciones presidenciales, e hizo mención a las palabras del ex presidente Ricardo Lagos cuando dijo que había vida después de la presidencia, “y es es verdad” reconoció Piñera.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...