• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    maduro15

    Este miércoles, el gobierno venezolano presentará evidencia de una supuesta injerencia de EEUU en el país, según Prensa Latina. Las autoridades, lideradas por el presidente Nicolás Maduro, han expresado que tienen pruebas de que el país norteamericano ha interferido en los asuntos internos de Venezuela, con el objetivo de derrocar su gobierno.  El martes, las autoridades venezolanas señalaron que EEUU “mediante mecanismos lesivos de derechos humanos se reincide en la violación del Derecho Internacional.” Debido a esto, el país entregará pruebas respaldando sus alegatos contra EEUU ante la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

    “Todas las guerras imperialistas han estado precedidas por campañas mediáticas similares a esta, dando falsos positivos que buscan presentar al mundo la justificación de una intervención […] nosotros hemos venido denunciando esta situación y lo llevaremos incluso a instancias internacionales tanto diplomáticas, como judiciales,” señaló la Ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, en una entrevista con el medio de comunicación Venevisión. La canciller agregó que el país enfrenta una campaña mediática internacional que pretende mostrar a Venezuela como un estado fallido para justificar una intervención extranjera, basándose en falsas acusaciones de narco-Estado e irrespeto a los Derechos Humanos.

    La portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Jen Psaki, comentó que los alegatos de un derrocamiento del gobierno venezolano es una “acusación absurda y errónea.”

    “Estos alegatos faltan respaldo y son falsos. Tales alegatos distraen de las propias acciones de Venezuela, mediante la culpa a EEUU y otros miembros de la comunidad internacional por eventos ocurridos dentro de Venezuela,” señaló Psaki. “El gobierno venezolano debe centrarse en las quejas legítimas de su pueblo, que incluyen violaciones repetidas de la libertad de expresión y de reunión.”

    El lunes, el Departamento de Estado de EEUU dio a conocer que el país ha impuesto restricciones de visado contra más funcionarios del gobierno venezolano, supuestamente responsables o cómplices en violaciones de los derechos humanos. EEUU también impuso restricciones de visado a personas consideradas responsables de los actos de corrupción pública que, según el país norteño, contribuye a agravar rápidamente las condiciones económicas y sociales en Venezuela.

    “Ignorando repetitivamente los llamados para cambios hechos por gobiernos, líderes respetados, y grupos de expertos, el gobierno venezolano sigue demostrando su falta de respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales, tratando de sofocar la disidencia mediante la persecución de activistas políticos y tomar medidas enérgicas contra las protestas pacíficas, las cuales fueron provocadas por  el deterioro de la seguridad, las condiciones económicas, sociales y políticas,” destacó la portavoz del gobierno estadounidense.

    El miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano señaló fuertemente, que el país tomará las medidas necesarias a la luz de las sanciones.

    “No reconocemos bajo ningún concepto la pretensión imperialista de imponer una jurisdicción extraterritorial ni injerencia de ningún tipo por parte de potencias extranjeras,” señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano en un comunicado. “El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se reserva todas las acciones que en el campo diplomático y del Derecho Internacional fuesen necesarias para defender la soberanía e independencia de nuestra Patria, y permitan rechazar estas medidas de agresión contra Venezuela.”

    El año pasado, EEUU impuso restricciones de visado contra varios funcionarios del gobierno venezolano, supuestamente involucrados en represión a los grupos que se opusieron contra el presidente Maduro. En diciembre del año pasado, EEUU aprobó una ley, la cual congeló los fondos de estos funcionarios que, según el país norteño, están directamente involucrados en violaciones de los DDHH contra personas que se manifestaron en febrero del año pasado.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...