• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Gobierno de México, en un nuevo intento para resolver el drama de las desapariciones forzadas y la identificación de miles de víctimas encontradas en fosas clandestinas, ha propuesto la creación de un Instituto Nacional de Identificación Forense.

    Este organismo pondrá en marcha un programa para esclarecer la desaparición de 40.000 personas e identificar 26.000 cuerpos aparecidos en 1.100 fosas clandestinas, producto de la represión del Estado y la acción del crimen organizado.

    El proyecto está enfocado en la formación de brigadas de búsqueda, bancos de datos de ADN, así como la compra de laboratorios y equipo para exhumaciones.

    El encargado de Derechos Humanos de la Secretaría de la Gobernación (Interior), Alejandro Encinas, reconoció durante la presentación del plan que se enfrenta a una crisis sin precedentes.

    Se ha convertido en una enorme fosa clandestina nuestro territorio“, señaló Encinas, citado por el diario El País. Sin embargo, para implementar la estrategia este año se desembolsarán 400 millones de pesos (unos 21 millones de dólares).

    Estado fallido

    Según un informe presentado por diferentes organizaciones civiles, se contabilizaron cerca de 40.000 personas desaparecidas durante la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

    Hay entidades donde se han encontrado decenas de fosas clandestinas como en Veracruz, donde aparecieron en fecha reciente 166 cráneos, 200 prendas de vestir diferentes y 114 identificaciones. Se trata de inhumaciones clandestinas con por lo menos dos años de antigüedad”, así lo informaron voceros de la organización.

    Las organizaciones civiles manifestaron que “este drama humano de las desapariciones ocurre en medio de un alto grado de impunidad, porque sólo uno de cada 10 casos llega a tener un culpable con sentencia”.

    Las organizaciones han denunciado que no hay y ni hubo una estrategia para acabar con el crimen, la impunidad y mucho menos con las decenas de miles de desaparecidos en el país.

    Tras la gestión de Peña Nieto, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador trata de dar respuesta al agravamiento de la crisis de derechos humanos durante la última década, que ha empujado a familias y algunas fundaciones a organizarse para buscar a los suyos, ante la indiferencia de las autoridades y la lentitud de las investigaciones.

    Nueva era

    Alejandro Encinas insiste también en que habrá una mayor coordinación con organismos internacionales y colectivos. “Esta es una responsabilidad que tiene que asumir el Estado mexicano y, por supuesto, estableceremos los protocolos de acompañamiento”, enfatizó.

    Asismimo, Encinas añadió que se buscarán recursos adicionales a través del Fondo de Aportaciones a la Seguridad Pública, que cuenta con 7.500 millones de pesos (392 millones de dólares) para la identificación forense y exhumación de cuerpos.

    Por su parte, Juan Carlos Gutiérrez, director de IDHEAS, organización civil especializada en litigios de desaparición y violaciones graves a derechos humanos, señala que es un plan positivo, porque está articulado con la Ley contra las Desapariciones Forzadas de 2017 e incluye mecanismos novedosos como los “beneficios por colaboración eficaz”.

    La estrategia de esta comisión pretende ofrecer incentivos para las personas que proporcionen información sobre estos casos, aunque reconocen la necesidad de fortalecer las fiscalías y comisiones de búsqueda estatales.

    A su vez, Jorge Galván, director del Comité Eureka, una de las primeras asociaciones en denunciar la desaparición forzada en México en los años ’60, ’70 y ’80, celebra la intención del nuevo gobierno por saldar la deuda histórica de reconocer a las víctimas que fueron desaparecidas por el propio Ejército, según El País.

    Aunque la prioridad de estas nuevas comisiones es la búsqueda de aquellos desaparecidos con mayor posibilidad de encontrarce con vida, el Comité Eureka confía en que exista una verdadera voluntad por parte de López Obrador de desplegar un equipo de antropología forense para dar luz a sus expedientes.

    RNPED: Aproximadamente 6.600 niños han desaparecido en México

    Asesinan y diluyen en ácido cuerpos de estudiantes de cine desaparecidos en México

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...