• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.


    Chillán.- El senador DC Hossain Sabag y su hijo Patricio, serían los empresarios que planean construir la central hidroeléctrica que acabaría, para siempre, con el Salto del Laja, un catarata de postal símbolo de Chile. Por ello, frente al aparente inmovilismo de las autoridades y seguramente, iniciando una pugna con intereses comerciales y políticos de fuste, regantes locales recurrieron a la justicia para tratar de que se bloquee el proyecto de construcción de la central Trupán, tal como ha sido presentado y que afectaría las aguas del emblemático Salto del Laja.
    El próximo 1º de agosto, se debería proceder a las notificaciones para que los demandados muestren los derechos de aprovechamiento de aguas que tienen en el canal Zañartu, que serán ocupadas en la central, iniciando un juicio que puede ser de larga data.
    La Junta de Vigilancia del río Diguillín, postula que para abastecer a la hidroeléctrica serían ocupadas alrededor de 38 metros cúbico por segundo de un total de 45 metros cúbicos que el canal Zañartu dice poseer.
    Sin embargo, como señala el presidente de la Junta del río Diguillín Juan Carlos Villagra de la Sota, los derechos están caducos y la entidad podría solamente justificar el uso de unos 18 metros cúbicos por segundo.
    Manifestó que han hecho evaluaciones y la infraestructura de riego existente no permite utilizar más allá de esa cantidad. Francisco Saldías, juez de Aguas de la entidad, agrega que “estamos iniciando acciones judiciales para que tribunales puedan limitar y reconocer los derechos de aguas al canal Zañartu, que históricamente ha tenido y de esa forma no vaya a perjudicar a ningún regante del canal Zañartu y tampoco con especulaciones ni inscripciones especulativas se vaya a perjudicar a los regantes del Laja y del canal Laja-Diguillín”.
    Por su parte, el senador Sabag manifestó que los derechos del canal Zañartu están en regla desde hace unos cien años.

    Sin embargo, Villagra de la Sota, manifestó que fruto de las acciones judiciales “las inscripciones que menciona Sabag no están tan reconocidas pues están con precautoria judicial y el 1º de agosto estarían saliendo las notificaciones legales para que los mismos demandados muestren sus derechos y los justifiquen”.

    Fuente: Diario La Discusión de Chillán.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...