• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Año tras año la comunidad indígena aymara de Quillagua, localizada en la comuna de María Elena, Segunda Región, debe soportar la escasez de agua en la región. El oasis de Quillagua se encuentra en crisis hídrica desde el 1 de diciembre del año en curso, con temperaturas de más de 40 grados, y las autoridades regionales aún no adoptan medidas para evitar la situación o mitigar los impactos.

    Según el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas, los habitantes de la comunidad Aymara de Quillagua, Tocopilla, Segunda Región, enfrentan temperaturas que exceden los 40 grados y la única agua con que cuentan son sesenta mil litros a la semana, que son suministrados por el Municipio de María Elena, mediante un camión aljibes que abastece tres veces por semana a la comunidad. De esta agua consumen las personas, los animales y los pocos árboles que dan sombra a los habitantes de Quillagua.
    Los dirigentes del lugar denuncian que los animales se están muriendo por falta de agua y que la salud de la población está amenazada por el aumento de zancudos, que emergen debido a la acumulación de lodo, en el seco cauce del río Loa.
    A fines de noviembre pasado se constituyó una mesa de trabajo en Quillagua que contó con la participación de autoridades provinciales, comuneros y la empresa privada. Allí fue planteada por la comunidad la situación de extrema escasez hídrica que los afecta y que tiene su origen fundamentalmente en la sobreexplotación de las aguas del río Loa, por la industria minera y para el abastecimiento de los centros urbanos y mineros de la zona.
    Según el observatorio, las autoridades no asumieron ningún compromiso en la línea de resolver el problema que amenaza con el colapso ambiental del territorio ancestral de la Comunidad Aymara de Quillagua; siendo los grandes ausentes de la reunión, la Dirección General de Agua, la Dirección de Obras Hidráulicas, el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (Indap), el Secretario Regional Ministerial de Agricultura y Codelco.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...