• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de de Filipinas, Rodrigo Duerte, arremetió de nuevo contra la iglesia católica, al afirmar que son inútiles e invitó a sus seguidores que le quiten la vida a los religiosos en un país donde 85% de la población practica esa religión.

    Así lo dijo durante un discurso realizado anoche en Manila, capital filipina, según la transcripción oficial divulgada por la oficina presidencial y que fue transmitida hoy, señala el diario español La Vanguardia.

    En el discurso del mandatario asiático, la arremetida contra la iglesia católica no paró con la amenaza de muerte, sino que tuvo palabras hacia las más altas esferas al señalar “la Iglesia católica es la institución más hipócrita del mundo” y aseguró que 90% de sus integrantes son gays.

    Filipinas

    Dijo que 90% de los religiosos son Gays

    En relación a los comentarios del mandatario filipino, la Conferencia de Obispos Católicos de ese país, rehusó hacer comentarios sobre las palabras de Duerte y respondieron que dar alguna respuesta a las palabras proferidas en el discurso “Solo echarán más leña al fuego y cualquier comentario solo exageraría el asunto”, señaló el portavoz de la conferencia episcopal Jerome Seciliano en un comunicado.

    Salvador Panelo, vocero presidencial de Duerte, defendió las palabras del mandatario y dijo que las palabras pronunciadas en el discurso de jefe de Estado filipino no son literales, sino que las usó para darle un “efecto dramático”.

    Sin embargo la arremetida de Duerte contra la iglesia católica al parecer va en serio ya que mantiene un discurso en su contra desde hace más de un año y hace un par de semanas insultó a los religiosos católicos al declarar que el pueblo filipino no debería dar diezmos a la iglesia “para pagar idiotas”.

    Filipinas

    La guerra comenzó cuando criticaron su política contra el narcotráfico

    El mandatario realizó sus declaraciones luego de acusar al obispo de Caloocan, Pablo Virgilio David, de robar el dinero dado por los feligreses, para su uso particular. David tiene una cruzada contra el mandatario nacional filipino.

    A Duerte no le bastó con atacar a la iglesia católica, sino que también a la deidad, al declarar estúpido a Dios y burlarse de algunos de los dogmas del catolicismo, como el pecado original. Estos comentarios no cayó bien entre los fieles.

    Estos comentarios propiciaron el inicio de un diálogo con la jerarquía católica del país por lo que se estableció un tregua que Duerte rompió anoche.

    Filipinas

    Desde 2017 arremete contra la iglesia católica

    La guerra entre el mandatario y la iglesia comenzó en febrero luego de que Duerte iniciara una cruzada con el tráfico de drogas, que la Conferencia Episcopal de Filipinas catalogó como “un reino del terror” a lo que el mandatario respondió con improperios y tildando de bastardos e hipócritas a los obispos de ese país.

    Abusos en la Iglesia Católica: Número de víctimas sube a 245 y hay 8 obispos investigados

    Iglesia Católica colombiana envuelta en otro caso de pederastia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...