• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Científicos creían que cuando se producía una inflamación en el cerebro por diversa causa, las células del sistema inmune llegaban al cerebro luego de que se producían en la médula del hueso de la tibia o del brazo, mediante el torrente sanguíneo. Pero, un nuevo estudio reveló que existe otra conexión.

    El equipo del Hospital General de Massachusetts , descubrió la existencia de túneles secretos que conectan la médula ósea del cráneo con el tejido cerebral. El hallazgo ocurrió en un experimento con ratones, donde los investigadores se fijaron en un tipo de células inmunes conocidas como “neutrófilos”, que suelen ser las primeras en llegar al lugar donde se ha producido el daño.

    Los neutrófilos suelen ser las primeras células en llegar al lugar donde se ha producido el daño

    Los expertos lograron marcar con fluidos fluorescentes los neutrófilos producidos por la tibia y el cráneo, lo que pudieron evidenciar que en el caso de un accidente isquémico en el cerebro y los líquidos que respondían a la inflamación eran los originados en el cráneo.

    Durante la observación también se apreció que la capa interna del cráneo que distancia la médula de las meninges, ayudó a descubrir canales desconocidos para la ciencia que no solo conecta el hueso con el tejido cerebral por donde viajan los neutrófilos, sino que se dirigen en dirección contraria por el torrente sanguíneo.

    Las células viajan en dos sentidos por el torrente sanguíneo

    ¿Qué son los neutrófilos?

    Los neutrófilos forman parte de la porción de la sangre responsable de la defensa e inmunidad del organismo, los conocemos como los leucocitos. Estos atraen a las células enfermas, eliminándolas a continuación y se especializan en el combate a las bacterias y de hongos.

    Los neutrófilos son los que acaban de ser producidos para vencer la infección

    Los neutrófilos se producen y se almacenan en la médula ósea, sus valores de referencia son: 40-80% o, de 1800 a 8000 / mm3; cuando una persona tienen una infección bacteriana o fúngica, los neutrófilos se elevan.

    En las prueba de laboratorio de sangre, se indica la cantidad de bastones y los neutrófilos segmentados; en el primer caso son los que acaban de ser producidos para vencer la infección, mientras que los segmentados son los más antiguos y sus valores pueden indicar cuánto tiempo el cuerpo está luchando contra la infección.

    Continúa leyendo…

    ¿Quieres memorizar fácilmente? Aprende la dieta para el cerebro

    Pasar mucho tiempo solo modifica la química del cerebro

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...