• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    No es casual que en un contexto en el que -por ahora- han quedado bloqueados el proyecto de Ley de Aborto en tres causales, el proyecto de Ley de Violencia Integral, el de Identidad de Género o el de Matrimonio Igualitario, aparezca el primer estudio sobre Salud Sexual y Reproductiva y Derechos Humanos de Chile, elaborado por la Corporación Miles.

    El informe, que presenta una retrospectiva hasta el día de hoy y los grandes desafíos para el futuro en seis temas diversos (educación sexual, embarazo adolescente, regulación de la fertilidad, reproducción asistida, aborto, violencia obstétrica y violencia sexual) refleja los déficits de nuestro país en materia de salud sexual y reproductiva luego de las transformaciones políticas, sociales, económicas y culturales que han influido en la vida íntima de las personas, en particular en su sexualidad y reproducción.

    educacion sexual

    “Son problemáticas que tienen que ver con una falta de decisión y voluntad en las políticas públicas que están permeadas por los grupos conservadores”, explica a El Ciudadano la coautora del texto y directora ejecutiva de la organización, Claudia Dides.

    Uno de los objetivos que Miles persigue con la publicación es “monitorear y dar seguimiento al estado de situación de la salud sexual y la salud reproductiva del país en el contexto de los acuerdos y compromisos internacionales suscritos por el Estado de Chile en estas materias”, suscriben en la introducción del estudio.

    Según Dides, también se pretende evidenciar la falta de datos y las incongruencias de indicadores que hay entre los ministerios: “Por ejemplo,  no sabemos cuáles son las necesidades de la población en materia de regulación de la fertilidad a día de hoy porque no existe una encuesta de fecundidad desde el año 1974. Se hizo la última en plena dictadura militar, y después la democracia no fue capaz de hacer nunca otro sondeo como este”, afirma la responsable del informe.

    claudia dides

    Para ella, la publicación del documento es una “clara apelación a los ministerios que se relacionan directamente con estos temas (Mujer, Salud, Desarrollo Social, Educación, Injuv, etc.) y, por otro lado, a los partidos políticos y legisladores”. “Así como sacan una ley express para tener un feriado en fin de año, tendrían que tener el mismo apuro para sacar leyes cuando se vulneran los derechos de las mujeres, de los niños y de las niñas“, espeta.

    Claudia Dides afirma que la publicación contribuye a “deconstruir un poco esta imagen de que Chile es un país moderno porque pertenece a la OCDE ya que cuando uno se fija en cuestiones como las del informe se encuentra con indicadores que a veces son parecido a los de los países subdesarrollados”.

    Educación sexual y embarazo adolescente, los grandes temas

    El informe sobre Salud Sexual y Reproductiva y Derechos Humanos de Chile, que se trabajó durante un año a partir de información conseguida vía Ley de Transparencia en los distintos ministerios y entidades públicas, revela datos como que en 2015 se registraron 159.717 víctimas de violencia intrafamiliar; que entre el 2010 y 2014 se registraron 271 delitos de aborto, que en el mismo período se contabilizaron 73 imputados por la misma causa o que la vasectomía ha aumentado en Chile entre un 30 y un 40% en los últimos 15 años.

    Sin embargo, para Dides, dos son los grandes temas que tendrían que tener más incidencia e impacto social. En primero, según ella, es la falta de educación sexual en los centros escolares, algo que “a estas alturas es una negligncia por parte del Estado”, apunta. “De 12.000 establecimientos escolares municipales, sólo 467 han tenido educación sexual en 2014. Eso da cuenta de la falta de voluntad”, precisa.

    “El segundo tema, para mí, es el embarazo adolescente que, si bien el ministerio dice que hay estabilización, me parece que con cifras de 38.000 embarazos adolescentes no es para decir que hay una estabilización“, señala. Y añade: “Han habido pocos esfuerzos en políticas públicas, y más cuando la mayoría de estos embarazos son por violencia sexual porque es muy difícil que una niña de 11 años se embarace de un pololo al que ama profundamente. Son producto de violación en el interior del hogar”, sostiene.

    El dosier recién publicado es el primero de una serie de informes que anualmente Miles se ha propuesto publicar. Para 2017 la organización presentará otro nuevo estado de la situación, pero en aquella ocasión será acerca de cuestiones como el comercio sexual, la diversidad sexual, las disfunciones sexuales, y el que para la directora será “el gran tema del futuro estudio”: la salud sexual y reproductiva de la población migrante en Chile. Todo con la intención de denunciar “que los derechos en el campo de la salud sexual y reproductiva están siendo denegados en nuestro país”, subraya.

     

    Meritxell Freixas

    @MeritxellFr 

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...