• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un estudio determinó que las reducciones en el consumo de carne son esenciales para evitar el cambio climático, por eso ahora recomiendan la dieta flexitariana, así lo afirmó  el análisis del impacto del sistema alimentario en el medio ambiente, según informaciones de The Guardian.

    Según el citado medio en los países occidentales, el consumo de carne de res debe disminuir en un 90% y ser reemplazado por cinco veces más frijoles y legumbres.

    Esto significa comer fundamentalmente alimentos basados en plantas, sólo ocasionalmente productos animales y únicamente una vez por semana una porción de carne roja. De ahí el término, una mezcla de las palabras “flexible” y “vegetariana”.

    La investigación señaló que se necesitan potenciales  cambios en la agricultura para evitar destruir la capacidad del planeta para alimentar a los 10 mil millones de personas que se espera estén en el planeta en unas pocas décadas.

    El informe del IPCC, indica que si no se cambia radicalmente la manera de producir alimentos, el impacto empeorará a medida que la población mundial aumente en 2.300 millones de personas para 2050 y el ingreso global se triplique, permitiendo que más personas coman dietas occidentales ricas en carne.

    La nueva investigación, representa la información más completa combinada de todos los países para evaluar el impacto de la producción de alimentos en el medio ambiente mundial.

    Los investigadores proponen una dieta “flexitariana” para poder mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 1.5 grados.

    Significa que el ciudadano promedio del mundo necesita comer 75% menos de carne de res, 90% menos de carne de cerdo y la mitad del número de huevos, mientras triplica el consumo de frijoles y legumbres y cuadruplica las nueces y las semillas.

    Esto reduciría a la mitad las emisiones del ganado y una mejor gestión del estiércol permitiría nuevos recortes.

     

    Esto le pasaría a tu cuerpo si solo te alimentas de carne y nada más que carne

    El aumento global de consumo de carne tendría consecuencias devastadoras para el medio ambiente

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...